sábado, 5 de abril de 2008

El circulo vicioso del fútbol boliviano

Una cosa es cierta, jugador extranjero que llega al país es porque no tiene cabida en otro equipo en el exterior.

Hace muchísimo tiempo que convivimos con esa realidad.

Lo mismo ocurre con los futbolistas que se van y retornan al país.

Bolivia es el fin de la carretera para mucha gente.

Aquí, a pesar de tener edad avanzada o de ser técnicamente limitado, el deportista tiene aún posibilidad de ganarse los últimos pesos haciendo lo que le gusta: jugar al fútbol.

Todo ello contribuye para la poca renovación de hombres bolivianos para este deporte.

La consecuencia de todo ello es que tenemos un fútbol poco competitivo y sin atractivo para los negocios que se hacen en su entorno.