jueves, 14 de enero de 2016

LAS ELECCIONES EN LA FEDERACIÓN BOLIVIANA DE FÚTBOL

El predio de la FBF en Cochabamba, donde nunca se decide absolutamente nada.   
Las elecciones para la presidencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) no se postergan y serán realizadas el 22 de enero.

El Torneo Clausura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano sí se posterga y podría ser iniciado el mismo 22 de enero, desde que deudas sean saldadas.

Y FABOL – Futbolistas Agremiados de Bolivia – en lugar de exigir cambios estructurales para el fútbol nacional, parece más una empresa de cobranzas que una entidad representativa de los principales actores del balompié.

Triste situación.

Para ocupar los espacios de poder, los dirigentes ignoran problemas mayúsculos del fútbol nacional, problemas creados por su propia incapacidad y mantienen elecciones que ciertamente nos darán otro ejemplar, similar a los anteriores presidentes de la FBF, porque los electores y las condiciones de su elección serán los mismos.

Interés de los dirigentes bolivianos no es el de dar solución al caos y la miseria del fútbol boliviano, el negocio es ocupar espacios y habilitarse para tener las ventajas económicas y de poder con que la Conmebol paga, a cambio de sus votos y apoyo.

Los dirigentes que ahora son candidatos y los que tienen poder de voto para las próximas  elecciones de la FBF, son los mismos que pusieron y mantuvieron a Chávez durante sus tres periodos y a quien, en desgracia abandonaron; esos mismos dirigentes, quieren el mismo poder y ventajas.

Antes de esas elecciones, el fútbol y la opinión pública boliviana merecen y necesitan saber los proyectos y propuestas de los candidatos para salir del caos, pero nadie dice absolutamente nada.

Tendremos un nuevo presidente proveniente de los mismos juegos de interés que los anteriores.

¿Y la nueva Ley del Deporte, para cuándo?