viernes, 9 de noviembre de 2012

BOLÍVAR Y THE STRONGEST, DOS VICTORIAS MUY DIFERENTES

Por la tarde, The Strongest mostró que es un serísimo candidato al tri. Derrotó inapelablemente a su anfitrión San José (1 x 2) en su propia casa.

El secreto del Tigre es la solidaridad, el conjunto y tres jugadores veloces e irrequietos en el medio sector: Chumacero, Escobar y Nelvin Soliz. Y los tres llegan con la misma desenvoltura al ataque, encarando y, cuando necesario, gambeteando al adversario. Resultado, el Tigre tiene una defensa que sale siempre apoyando al medio sector y un ataque en permanente rotación. Así de simple.

Merecidamente es el líder con 30 puntos.

Por la noche, Bolívar ganó a su visitante, Blooming (1 x 0), sufriendo y sin ningún encanto. Su hinchada salió del Siles molesta y consciente de que el único gol fue un regalo de la defensa camba.

Un equipo que juega como local, no se entiende cómo coloca en el medio sector a tres jugadores cuya mayor virtud es la marca, pero no la llegada adelante: Flores, Miranda y Justiniano. Puede ser que su entrenador entienda que para apoyar y crear están tres zurdos cuya mayor virtud es la habilidad: Lizio, Cardozo y Jazmanhi, nosotros también entendemos,  pero jugadores que solo marcan, se marcan solos y jugadores que gambetean durante todo el cotejo por los mismos sectores, sin cambios posicionales,  son presas fáciles de marcar. Resultado, Bolívar es un equipo previsible, sin sorpresas y sin alegría.

Faltó poco para Blooming empatar, lo que hubiera provocado una crisis mayúscula en Bolívar.