viernes, 30 de noviembre de 2012

BOLIVAR PIERDE PORQUE USA TEORÍA ESPAÑOLA ULTRAPASADA

San José le cortó los circuitos a Bolívar y conquistó una importante victoria (4 x 2) la noche del jueves, por la 19º fecha del torneo Apertura de la Liga.

El entrenador celeste, Miguel Portugal, demostró una vez más (tal cual lo hace Azkargorta en la selección)  que su preocupación principal es defender, colocando tres volantes con más  vocación para la marca y con la intención de aprovechar  a sus laterales para atacar y que se sumen en las acciones, muy esporádicas, al único atacante que coloca en el juego (en el caso Cantero). Es una tendencia europea de hace tres años, todo bien, entiendo, pero hay que tener jugadores con características específicas para ello, o sea que marquen y que sean creativos al mismo tiempo.

Frente a San José el español intentó sorprender al entrenador del equipo orureño, el canchero Ferrufino, con Lizio y Arce por los lados a los que se sumaría Cardozo por la izquierda, para, en tesis, tener un equipo ofensivo.

En tesis, porque el equipo visitante jugó con una defensa sólida por las bandas, con una buena cobertura para las subidas de sus laterales Reyes y Torrico, que fueron factores desequilibrantes, debido a que ni Lizio, ni Arce tenían fuerzas para acompañarles y marcarles.

Listo, cerrados los circuitos ofensivos de Bolívar, San José jugó tranquilo porque, por el medio, los celestes no preocupan  a nadie debido a su parca creatividad y su truculencia en la marca, truculencia esa que, por ironía, viene siendo un verdadero bumerang ya que, cuando marcados, los volantes defensivos bolivaristas tienen que recorrer a la violencia con las consecuentes expulsiones.

En resumen, la teoría de los españoles de la selección y de Bolívar no sorprende a más nadie.
 
En tiempo, debemos recordar que el futbol ya no está usando centros delanteros especialistas, solitrios e isolados en el área grande. Hoy, todos marcan y todos atacan.