miércoles, 15 de agosto de 2012

EN CARTAZ, LA RETORICA AZCARGORTIANA

Escribo faltando una hora y 10 minutos para que la bola comience a rodar en el Tahuichi.



Hay un aire liviano pero expectante en el país.



Se respira futbol.



Lo curioso es que la duda no está en la selección, pero, sí, en lo que el señor Xavier Azkargorta, el rey de la retorica futbolística, pueda hacer.



Los jugadores son los mismos con los que contaba Gustavo Quinteros, el rey de la disculpa, ex entrenador del “equipo de todos”.



Por lo tanto, la bola, el balón, la pelota, la tejeta, etc., etc., está en “la cancha” del vasco, o del “bigotón”, o del “profe”.



Para mí, el resultado es lo de menos, lo que interesa es ver la retorica azkargotiana traducida en futbol dentro de la cancha.



O sea, me gustaría ver un futbol boliviano de marca, de desmarque, con un toque refinado, consciente, ofensivo, solidario y, si posible, veloz.



Para ello, basta jugar con o sin el balón.



¿Les parece?