martes, 11 de octubre de 2011

BOLIVIA 1 x COLOMBIA 2: GANÓ EL MÁS CANCHERO


Colombia planificó muy bien su venida a La Paz y el premio es el 1 x 2.

El entrenador Álvarez aprovechó muy bien la experiencia de sus jugadores.

Supo administrar su fuerza y aliarla a su mayor roce internacional durante todo el tiempo de juego.

Con pases certeros y, acrediten, con velocidad en el contraataque, los cafetaleros definieron a su favor los tres valiosos puntos.

Bolivia perdió para su infantilismo y falta de fuerza física, deficiencia que ya apuntamos en post anterior.

No creo que sea oficio del periodista hacerle el equipo a ningún técnico. Pero, sí, tenemos la obligación de apuntar los errores después de concluido el partido.

Por eso, me animo a decir que ante el cansancio físico de Raldes y la total falta de fuerza física de Rivero, el entrenador Quinteros debiera jugar con una línea de tres para dejar a un jugador en la sobra cuando nos atacan y pase a ser volante mixto cuando atacamos. Eso posibilitaría inclusive jugar con dos laterales volantes que apoyen con más confianza y constancia. Ni el veterano Álvarez por la derecha, ni el novato Gutiérrez por la izquierda fueron capaces de ser alternativa de ataque por las bandas.

Los jugadores del equipo nacional que están seleccionados son sin duda los mejores, lo que nos demuestra y confirma que el problema central del fútbol nacional es la falta de elemento humano.

Podemos afirmar que Quinteros se equivocó al demorar en los cambios, nada más que eso, porque, a priori, nadie puede decir que éste o aquél equipo saldrá victorioso.

Pesó negativa y nuevamente en el ánimo del equipo boliviano la presión del público después del primer gol colombiano; en lugar de apoyar y dar ánimo a la inestabilidad emocional de los jugadores nacionales, la hinchada local hizo lo contrario.

Debemos tener conciencia de nuestras deficiencias y falta de recursos humanos para el fútbol.

En fin, ganó el equipo que tiene más consistencia en su elenco.

Prueba de ello es el ingreso de Radamel Falcão (foto) que definió el partido para los colombianos marcando el gol del triunfo al final del match.

En el fútbol hay lógica y en la tarde de hoy la lógica es que ganó el más canchero.