jueves, 23 de julio de 2009

FÚTBOL Y ALTURA, RESPUESTA BOLIVIANA


Lo que en la practica varios equipos y selecciones nacionales ya estaban haciendo para cumplir sus compromisos futbolísticos en la ciudad de La Paz, ahora es científicamente comprobado como correcto, por autoridades medico-deportivas bolivianas.

Llegar horas antes de un partido de fútbol no interfiere en el rendimiento de los atletas.

El trabajo por parte de autoridades bolivianas, colaboradas por otras del Ecuador, está hecho.

Falta saber si la Fifa y su Comisión Médica van a aceptar.

Como siempre lo dije y afirmé, creo que la cuestión de la altura es apenas un pretexto para discriminar al fútbol de países que no dan retornos financieros para los organizadores y, sobre todo, a los que tienen los derechos de transmisión televisiva.

El fútbol boliviano le sale caro a la Fifa y el retorno económico es insignificante.

De cualquier forma, creo que el trabajo realizado hasta acá en Bolivia para luchar contra la discriminación, es importante.

Lean, a seguir, despacho de la Agencia Reuters al respecto del asunto.


Bolivia recomienda llegar a horas de un partido en altura

Por Diego Oré

LA PAZ (Reuters) - Diversos estudios realizados por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) recomiendan llegar apenas horas antes para afrontar un partido en la altura a fin de no mermar el rendimiento de los deportistas.

Llegar sobre la hora, jugar y luego marcharse mitiga los efectos de la altitud, según una comisión de médicos que realizó durante dos semanas pruebas para demostrarle a la FIFA que no debe ratificar la prohibición a la disputa de partidos de fútbol a más de 2.750 metros sobre el nivel del mar.

"Llegar sólo unas horas antes, jugar e irse es lo mejor para que la altura no afecte a los jugadores", dijo a Reuters el presidente de la comisión médica de la FBF, Ivo Eterovic.

"Fisiológicamente el cuerpo humano recién empieza a responder (a la altura) a partir de la cuarta o quinta hora", agregó.

En diciembre del 2007, la FIFA anunció la prohibición a jugar en la altitud, pero ésta fue suspendida temporalmente en mayo del 2008.

Sin embargo, en una próxima reunión en octubre recomendaría a los representantes de su 208 federaciones asociadas un período de aclimatación de dos semanas antes de jugar en altitud.

"Según los estudios que hemos concluido (el martes), no es necesario un período de aclimatación. Ya no hay porqué vetar al fútbol en altitud", aseguró Eterovic.

Bolivia disputa sus partidos internacionales en el estadio Hernando Siles de La Paz ubicado a 3.600 metros de altitud. En tanto, Ecuador lo hace en el estadio Atahualpa de Quito, a 2.850 metros sobre el nivel del mar y, a veces, Perú juega en la sede del Cienciano del Cusco, a más de 3.400 metros.