jueves, 21 de agosto de 2008

La lógica de las gringas quitó el Oro de las brasileñas en Beijing


La historia de Atenas se repitió. EEUU venció a Brasil en la prorrogación, 1 x 0 y se llevó la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos.

El deporte es así mismo, vence quién consigue alcanzar los objetivos trazados previamente.

En el fútbol, aparte de eso, gana quien convierte más goles.

Todo bien, justito, justificado.

¿Todo bien? Nada.

Sería óptimo si los vencedores (en este caso las vencedoras) fuesen siempre las mejores.

Las chicas del Brasil son inmensamente mejores que las norteamericanas en lo que a fútbol se refiere.

Noventa y cinco por ciento del juego final se jugó en campo gringo. Pena que para las “canarinhas” lo que faltó fue piernas en los momentos más precisos.

Las rubias fueron calculistas, esperaron el desgaste de las negritas y lo planificado les dio resultado.

¿Hay alguien aún que piensa que en el fútbol no hay lógica?

Lógico que venció quien tuvo mejor lectura de los acontecimientos.

En la foto, la brasileña Marta, la mejor jugadora de fútbol del mundo, derrotada.