miércoles, 13 de febrero de 2008

Observando el periodismo deportivo boliviano

No vamos a cumplir siquiera dos meses del año y las presiones contra los entrenadores ya comenzó.

Que reclamaciones partan desde la hinchada, se comprende; muchas veces los hinchas son irracionales.

Lo que no se entiende es que esas presiones parten de algunos conductores deportivos de radio y televisión.

Es así todos los años.

Tenemos un fútbol de “cuarto mundo” y exigimos resultados de “primer mundo”.

Señores, por lo menos intentemos hacer periodismo de “segundo mundo”.