miércoles, 18 de febrero de 2015

THE STRONGEST VENCIÓ A UN INTERNACIONAL QUE LLEGÓ YA DERROTADO

Chumacero aprovechó su mejor cualidad: la velocidad. Marcó dos goles. El otro fue de Ramallo. D´Alessandro convirtió para el Inter.
 Strongest jugó bien y venció, 3 x 1, a un Internacional que vino pensando en la altura y no en el adversario.

Feo error, porque los brasileños entraron al Hernando Siles ya derrotados.

Es la suma del 2 + 2 = 4.

Porque jugadores brasileños y comisión técnica uruguaya sumaron solamente el temor a la altura y acabaron salvándose de una histórica goleada.

Matemática que tranquilamente podía haberse acrecentado, no fuese la inoperancia de los jugadores del equipo boliviano que no tuvieron capacidad mayor para ser más contundentes.

No hay que ser ciegos o solapadamente triunfalistas, porque la altura es un arma que está ahí, es una ventaja que debe ser aprovechada.

Problema de quienes llegan a La Paz solamente pensando en los 3.600 metros sobre el nivel del mar, sin tomar en cuenta que al frente encontrarán 11 almas habidas por la victoria.