sábado, 21 de febrero de 2015

SAN JOSÉ VENCIÓ HASTA LA FALTA DE AGUA EN EL CAMARÍN DE RIVER PLATE


El arquero de River Plate falló dos veces y San José aprovechó muy bien las dos ocasiones para marcar los dos goles que le dieron la victoria en el partido por la Libertadores de América.

Todos esperaban, por lo monótono del encuentro, un cero a cero.

Pero el fútbol es así, gana el que  convierte más goles.

En este caso específico, el resultado no debe llevarnos a pensar que los Santos son superiores a los porteños. Eso no, pese a que una victoria como esas permite siempre a la hinchada vivir momentos agradables y reconfortantes.

Esa victoria, sin embargo, no puede disimular nuestras deficiencias y pobrezas.

El hecho de la falta de agua, antes, durante y después del partido, en el vestuario de los visitantes al estadio Jesús Bermúdez, es de una atrocidad tan monumental, que la victoria quedó, pienso yo, en segundo plano.

Los responsables deben sufrir las consecuencias, entre las que pueden estar, sanciones pecuniarias por parte de la Conmebol.