lunes, 2 de febrero de 2015

LIBROS PARA LOS ÁRBITROS


Los árbitros son personas normales, sin necesidad de complicarse la vida.

Aunque a veces complican la de los otros.

Las 17 Reglas de la FIFA, son su base.

Pero, así mismo, erran, y feo.

Pero, no se puede juzgar a personas que tienen en su trabajo la obligación de decidir de inmediato.

Al contrario de los jueces civiles, los árbitros deben decidir ese mismo día, tiempo y lugar.

¿Qué hacer entonces?

Darles condiciones de trabajo y libros, muchos libros, para que, cuando paren de leer, se manifiesten en gimnasios y academias.

Una lectura siguiendo a Paulo Freire, psicopedagogo brasileño, que pide a quién lee, que sepa interpretar la lectura y no simplemente, leer para guardar en la mente.

El mal, señores, es educacional.