jueves, 28 de noviembre de 2013

FLAMENGO, DEL ABISMO A LA CUMBRE

Marcelo Martins Moreno terminó opacado dentro de un equipo sin estrellas, pero campeón.
Equipo de Marcelo Martins Moreno se consagra campeón de la Copa de Brasil después de un año muy difícil económica y futbolísticamente. El jugador boliviano perdió la titularidad por atender a un llamado mal planificado de Azkargorta.  

Flamengo estuvo casi toda la Copa Brasil peleando por no entrar en la zona del descenso. Cambió de entrenador cuatro veces y hasta el ex entrenador de la selección brasileña, Mano Menezes, dejó al equipo a media temporada, por considerar que el elenco no entendía sus conceptos.

Pues bien, el equipo carioca no solo dejó la zona del descenso, como también se coronó campeón de la Copa del Brasil y se clasificó a la Libertadores de 2014, de la mano de Jayme de Almeida, ex jugador, empleado del club y auxiliar técnico.

Si para el grupo de jugadores flamenguistas en general el título les da la certeza de que tendrán un fin de año alegre y con planes positivos para 2014, para el boliviano Marcelo Martins Moreno, en particular, lo mismo no acontecerá.

En plena lucha por convencer a la mayor hinchada de Brasil de que era la solución para la falta de goles, Martins Moreno fue convocado por Xavier Azkargorta cuando la selección boliviana ya estaba desclasificada en las Eliminatorias. Mal sabía que la falta de planificación de la selección boliviana le costaría el altísimo precio de no volver más a jugar en el equipo titular.

Y lo peor es que no sería nada raro que Martins Moreno sea devuelto al Gremio de Porto Alegre, dueño de su registro.