martes, 9 de junio de 2009

SEÑORES, O SOMOS PERIODISTAS O SOMOS HINCHAS


No sé si se trata del comentario de un columnista (pues no hay ninguna firma), porque noticia ciertamente no lo era.

Sea lo que fuere, la nota fue publicada antes del juego contra Venezuela y está en la página web de la Red Erbol, sección Deportes.

Lo que quiero decir es que el contenido refleja con cierta exactitud cómo los hinchas bolivianos y los periodistas deportivos (que a veces parecen hinchas) piensan, sienten y manejan el fútbol nacional.

Con algo de disimulo, el autor de la nota de Erbol, demuestra su menosprecio hacia la selección venezolana (aunque queriendo dejar entender que son “la mayor parte de los comunicadores deportivos nacionales y particularmente los locales, y no él), pero, al mismo tiempo, informa lo que los venezolanos estaban pensando del cotejo.

Al final, tuvimos que darles la razón a los venezolanos, con las disculpas del redactor de Erbol.

Lean:

El Gran Poder del Fútbol

La Paz, 5 junio (Erbol) – En medio de un clima de optimismo que no se había visto en estas eliminatorias la selección boliviana de fútbol saldrá a buscar tres puntos que lo acerquen a la posibilidad de llegar al quinto puesto.

Los aficionados en La Paz, contrariamente a lo sucedido contra Argentina, han dejado pasar los días y no se nota en las ventanillas el entusiasmo que se muestra en las calles y en las discusiones de café, tal vez porque en esta oportunidad el partido de la selección compite con la entrada del Señor del Gran Poder, que es una de las citas más grandes del folklore paceño que suele reunir a cientos de miles de participantes, de los cuales muchos son aficionados al fútbol.

Hasta el cierre de la jornada, este viernes a las 19 horas, solamente cinco mil localidades habían sido vendidas.

Con este panorama es que se espera el cotejo de este sábado, que los bolivianos han tomado desde varios ángulos, mientras el entrenador habla con respeto de sus rivales y asegura que se debe estar bien concentrado para ganar, los jugadores por su parte han repartido sus opiniones entre el compromiso del respeto por los venezolanos y la amplia sonrisa de la seguridad de que se ganará sin mayores problemas.

Entre tanto, la mayor parte de los comunicadores deportivos nacionales y particularmente los locales han elevado los ánimos de los hinchas al indicar que Venezuela es un equipo accesible y que no representa el peligro, por ejemplo, de enfrentar a la Argentina por lo cual se preguntan cuántos goles se le marcará a los llaneros.

Los venezolanos han sido cautos al comentar el encuentro y su entrenador, César Farías, comentó que es mejor para que los bolivianos los subestimen y que en todo caso se verá a la hora del encuentro quién tiene la razón.

Para el dt su equipo ha trabajado para ganar el cotejo y nada les impide pensar que los tiempos han cambiado, a pesar de que la historia repite que en La Paz todas han sido victorias para los bolivianos.

Sus jugadores han ratificado el punto de vista del entrenador y asegurado que los partidos primero hay que jugarlos, ya que quedó demostrado en los últimos tiempos que el fútbol se ha equiparado y nadie puede asegurar un triunfo antes de jugarse el partido.

La Paz dividirá, en consecuencia, sus preferencias mañana, cuando el fútbol, una tradición más que centenaria para los paceños, desafíe a otra de las tradiciones más arraigadas en el medio y con profundas raíces sociales y culturales:La entrada del Gran Poder.