jueves, 25 de junio de 2009

LA FIESTA DEL FÚTBOL EN SUDAMÉRICA Y EN SUDÁFRICA


El fútbol es una permanente fiesta. Y de ella participan los que así mismo se invitan.

Esa es talvez la mayor prueba de democracia que existe en este deporte.

Los ojos del mundo futbolero están puestos en la Copa Libertadores de América y en la Copa Confederaciones que se realiza en Sudáfrica.

Los países que no tienen sus selecciones y sus equipos en las instancias finales de ambas competencias, tuvieron oportunidad de participar del acontecimiento, pero no la aprovecharon.

¿Incompetencia?

No, simplemente no vencieron las etapas respectivas.

Por ello, selecciones y clubes debieran encarar todos los torneos de forma seria.

Para no ser meros espectadores.

La Confederaciones

Ciudadanos estadounidenses están en fiesta por que su selección atendió humildemente la invitación.

Al contrario de los españoles que acreditaron ser las estrellas de la fiesta.

Los sudafricanos, por su lado, están demostrando su capacidad organizativa lo que se verá, en grande, durante el Mundial de 2010. Ser semifinalistas en su territorio es un premio que muchos hinchas no esperaban; y pueden tener aún muchas sorpresas.

Para Brasil, ganar el torneo es una cuestión de cultura; la cultura de vencedor, porque para los brasileños, ser segundos, significa ser el primero de los últimos. Por ello respetan a los sudafricanos dirigidos por el brasileño Joel Santana.

Eso ya resalta, de por sí, el torneo.

La Libertadores

En la primera semifinal, sin sorpresas, Cruzeiro de Belo Horizonte venció, jugando bien en casa, 3 x 1, al Gremio de Porto Alegre.

Hoy se enfrentan Estudiantes de La Plata y Nacional de Montevideo.

Hay fiesta en Sudamérica y Sudáfrica.

La Recopa

Y esta noche, en Porto Alegre, el internacional recibe a la LDU de Quito.

Será el primer encuentro (de dos) que definirá al campeón de la Recopa.

Inter fue campeón de la Copa Sudamericana de 2008, y LDU venció la Libertadores 2008.

La fiesta continua.