martes, 30 de diciembre de 2008

Bolivia nunca más será la misma después de este 2008 que se va

Cuatro grandes acontecimientos mundiales, en mi modo de entender, fueron, y serán, importantes para los bolivianos, directa y/o indirectamente en 2009.
En el ámbito deportivo, que es lo que interesa directamente al blog, sin duda alguna, los Juegos Olímpicos de Pekín serán un marco importante en el futuro respecto a organización y logros en marcas olímpicas.

En lo concerniente a la política mundial, ligada, claro, a la economía del globo, la elección de Barak Obama como el primer presidente negro de los Estados Unidos, ciertamente modificará la forma de pensar de los electores (y no son pocos) en el mundo, acostumbrados a la discriminación y preconcepto racial.

En el mismo rumbo y sentido, el Referéndum Revocatorio que, con el 67%, confirmó la confianza del pueblo boliviano que, dos años antes, había escogido a Evo Morales como el primer presidente indígena de Bolivia, posibilitó la mudanza del rumbo histórico nacional y sacó a la superficie, denunciando al mundo, prácticas y costumbres que estaban escondidas, y que eran moneda corriente para la elección de una casta social boliviana que habitualmente comandaba y controlaba los destinos del país, con la colaboración y supervisión del gobierno de los Estados Unidos.

Y, finalmente, concluyendo la gestión 2008, Bolivia anunció la eliminación total del analfabetismo, después de un arduo y sacrificado trabajo que contó con la colaboración de los gobiernos de Cuba y Venezuela.

Este análisis, lejos de tener connotaciones político-ideológicas, tiene como base nada más y nada menos que una observación objetiva de los hechos, muchas veces manipulada y desvirtuada por los sectores que, justamente, debieran tener un comportamiento periodístico objetivo.

¡¡Feliz 2009!!