domingo, 28 de octubre de 2012

EL FUTBOL BOLIVIANO AL BORDE DE LA MARGINALIDAD

Acompañé la fecha futbolera de la Liga este fin de semana.

Pude advertir que el futbol nacional tiene particularidades que, de no darles un basta, pueden acarrear problemas serios en futuro próximo.

Me refiero puntualmente al comportamiento de los jugadores dentro de la cancha y a los entrenadores al borde de la línea.

Los primeros, buscan permanentemente engañar a los árbitros simulando faltas y reclamando por todo y por nada durante y después de los partidos.

Por su lado, los entrenadores “contribuyen” para el caos interpelando permanentemente a los jueces de línea y al cuarto árbitro, con y sin razón.

Ambos comportamientos son duramente penalizados y las órdenes de la Internacional Board (entidad que implementa las normas para la FIFA) son claras en el sentido de castigar con la expulsión inmediata.

Es bueno cortar de raíz ese estado de cosas si no queremos ver al futbol boliviano en la marginalidad.