lunes, 4 de mayo de 2009

SUB-17 DE FÚTBOL BOLIVIANO DEMUESTRA QUE SE PUEDE MEJORAR


Técnicamente, los chicos de la selección sub-17 están demostrando que Bolivia tiene potencial.

El empate contra Uruguay, un país tradicionalmente creador de buenos jugadores, da una especie de aliento y de que se puede avanzar y callar a los que en el exterior usan y acusan a la altura como sinónimo de cualquier conquista nacional.

Está claro que la llegada de los muchachos a instancias en donde se encuentran, es producto del trabajo continuo y de la convivencia orientada.

Los juegos nos han demostrado que ya no somos tan ingenuos dentro de la cancha, sin embargo, es bueno siempre tener en cuenta que los goles que nos marcan son producto de una mezcla de ingenuidad y falta de concentración.

Aún sin clasificar, estos chicos merecen ser tratados con atención en sus diferentes clubes.

Un tratamiento psicológico inmediato, en el sentido de sacarlos de la rutina del alcohol y “del ya ganó”, se hace más que necesario.

Al retornar al país, estará cada uno de ellos volviendo al seno familiar y a la rutina de sus clubes.

Solo esperamos que esa rutina sea la mejor.

Que no sea solo para la foto.