martes, 14 de abril de 2009

MESA QUIERE PRUEBAS DE GRONDONA


La representación diplomática boliviana en Buenos aires, Argentina, envió a los medios de La Paz información en el que dice haber un acuerdo desde hace muchos años atrás para que Bolivia deje de jugar las eliminatorias mundialistas en el estadio Hernando Siles.

En el medio del informe se encuentra el nombre de Carlos D. Mesa, ex presidente de la república que jura de pies juntos nada tener con el episodio. Es más, Mesa envió cartas al presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez y a su par de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona.

En la misiva al dirigente gaucho, Mesa le pide que publique pruebas a respecto de sus declaraciones, que sirvieron de fuente para el informe consular boliviano en la capital argentina.

“Es una jugada política” dice Mesa.

Puede ser, pero que le sirve, le sirve, porque su nombre anda en baja, para colocarse como alternativa oposicionista para las elecciones generales de diciembre próximo.

En el fondo, Mesa debe estar pensando “Que hablen mal de mí, pero que hablen”.

Lo cierto es que el ex presidente no puede reclamar, porque fue uno de los principales impulsores de la defensa de la altura y, él bien sabe, todo lo bueno o malo que venga a hacer, será noticia. Solo nos queda esperar que el episodio se esclarezca porque, de ser verdad las declaraciones de Grondona, será funesto para el ex periodista.