martes, 21 de abril de 2009

LA SUB-17 SACA LA CARA POR EL FÚTBOL BOLIVIANO EN IQUIQUE


Cómo es bonito estar en un país que no el nuestro y poder hablar de fútbol sin complejos.

Este bloguero se encuentra en Iquique, Chile, ciudad que abriga el Campeonato Sudamericano de Fútbol Sub-17.

Confieso que camino sobrio, alegre y sin esconder el contento por ls calles de ésta ciudad portuaria y minera, porque los chicos de la selección boliviana están contagiando el aire de su gracia.

Uno a cero encima del Paraguay es un resultado que vale no solamente por los tres puntos, si no, más bien, por el significado mayor que es el de vencer sin oír la palabra “altura”.

Lo que más me llena de satisfacción, sin embargo, es que la fórmula para vencer nuestras limitaciones futbolísticas parece que está siendo encontrada por los muchachos de Villegas: correr, pero correr con coherencia, dosificando las energías, para marcar en todos los lugares del campo de juego y, cuando de pose del balón, saborear el placer de tenerlo, sin regalarlo y compartir con el compañero mejor colocado.

Cómo es bueno ver un equipo capaz de saber utilizar las dos velocidades del balompié: la mental y la física.

Después de lo mostrado por los Sub-17 bolivianos en Iquique, podemos hasta no clasificar al Mundial de la categoría, no hay problema, pero lo que no podemos es desperdiciar en adelante lo encontrado hoy.