jueves, 22 de enero de 2009

Bolívar venció a un Tigre, más negro que amarillo


Se jugaron los dos primeros juegos del mayor clásico del fútbol boliviano. En los dos, Bolívar fue el vencedor, eliminando a The Strongest de la Copa Aerosur, un fenómeno de público, pues casi 70 mil personas asistieron a las dos jornadas.

Está claro que no podemos exigir a los equipos desempeño ejemplar, ya que están en formación. Pero hay un punto que no se puede negar: la persona que dirige un equipo se sale mejor, dependiendo del conocimiento del ambiente futbolístico en el que se desempeñará. Después, tendrá ventaja el que mejor conozca a los jugadores con los que cuenta, esto es, sus características, potencialidades técnicas y físicas y así por adelante.

Fue eso lo que sucedió en los dos juegos del clásico.

Gustavo Quinteros, entrenador de Bolívar, viene desempeñándose hace varios años en esas funciones en Bolivia, aparte de haber jugado en clubes y la propia selección nacional. O sea, tiene plena conciencia de lo que tiene en manos y de lo que puede hacer con eso.

Ya el entrenador de The Strongest, Julio Toresani, realizó cambios poco producentes y hasta inusitados que no le rindieron frutos. El también argentino, llegó a La Paz hace poco más de dos semanas y tuvo que lanzarse a la palestra sin conocer a fondo a sus dirigidos.

El resultado no podía ser más desastroso: dos derrotas y la impresión de que The Strongest está repitiendo los errores de hace años.

Crédito foto: El Diario