viernes, 9 de marzo de 2012

HAY QUE ACEPTAR, HOYOS LE ESTÁ CAMBIANDO LA CARA AL FÚTBOL BOLIVIANO

Por Jorge Gonzalez Cordero

Al contrario de mi amigo y compañero de trabajo, Juan Manuel del Valle, creo que el buen fútbol que Bolívar viene presentando, tiene la cara de su entrenador.

En realidad, Hoyos viene cambiando la cultura futbolística boliviana en lo que refiere al comportamiento de los entrenadores.
Hoyos:

• Nunca se refiere y analiza las fallas y/o deficiencias (y claro que sus jugadores hay muchas) de sus jugadores en público;
• Atiende con paciencia y educación al requerimiento de los periodistas, aún sabiendo y entendiendo lo absurdo de las preguntas (obvias y sin sentido técnico o táctico);
• Tuvo la oportunidad de traer y/o indicar jugadores en los cuales él confía (para puestos importantes en la estructura táctica) y con ellos ganó hasta ahora 80 % de lo que disputó;
• Dispensó la presencia de un “preparador físico” para su equipo, por entender que no es necesaria, ya que su método de trabajo técnico es, justamente, en base al trabajo aeróbico y de resistencia permanente. Creo que, realmente, hay que pensar y revisar los métodos físicos de preparación que son utilizados en Bolivia;
• Asume la responsabilidad total y absoluta por los logros y, principalmente, derrotas del equipo, lo que evita el desgaste psicológico de sus jugadores y no da chance de que los dirigentes (que no siempre entienden de fútbol) se entrometan en asuntos que solo dicen respecto al entrenador y sus jugadores.

O sea, creo que los frutos del trabajo de Miguel Ángel Hoyos recién se están viendo y, creo, también, que la cosecha grande recién podrá ser saboreada por lo bolivaristas en el segundo semestre del presente año.