viernes, 24 de octubre de 2008

Está en la página web de la FIFA


Y pensar que Túlio "Maravilla" (foto) pasó por el Wilstermann de Cochabamba y no le dieron la más mínima bola. Cosas del fútbol boliviano.

Los infinitos goles y objetivos de Túlio Maravilha
(FIFA.com) Miércoles 22 de octubre de 2008


Friedenreich, Pelé, Dario, Cláudio Adão, Roberto Dinamite, Zico... Muchos de los mejores delanteros que haya visto el planeta proceden de Brasil. Uno de ellos, a pesar de sus 39 años, sigue haciendo gala de su calidad.

A lo largo de su inimitable carrera, Túlio ha acumulado numerosos títulos, diez tantos en ocho partidos como titular y seis como suplente con la selección brasileña, así como la distinción de ser uno de los tres futbolistas que se han proclamado máximos realizadores del Brasileirão en tres ocasiones. Esto bastaría para convencer a la mayoría de los jugadores de gozar de su jubilación.

Túlio Maravilha, sin embargo, no es una persona cualquiera, como demuestra su promedio anotador. El ariete más destacado de cuantos permanecen en activo, que acumula 859 dianas según sus propios cálculos, es recordado además como el verdugo de Argentina en la Copa América 1995. A 13 años de aquella polémica conquista, ha explicado a FIFA.com que lo que le impulsa a continuar es su deseo de hacer realidad tres aspiraciones imponentes.

"He disfrutado de una carrera fantástica", señala. "Mi mejor momento fue ganar el Campeonato Brasileiro con el Botafogo en 1995, pero creo que todavía me quedan muchas grandes cosas por vivir. Estoy decidido a ayudar al ascenso del Vila Nova, volver a ser el máximo realizador del Brasileiro y llegar a los 1.000 goles".

No cabe duda de que Túlio se está esforzando al máximo para concretar el primero de esos objetivos, que parecía improbable al inicio de 2008. El Vila Nova únicamente consiguió acceder a la Série B en la última jornada de la temporada anterior, cuando el veterano goianiense contribuyó con un doblete al triunfo por 3-0 sobre el Nacional-PB, convirtiéndose de paso en el principal goleador de la categoría, con 25 tantos.

Y éste ha continuado donde lo dejó, dando alas a O Tigre con 23 goles en 30 encuentros: una cifra increíble, que supera en 13 a sus más inmediatos perseguidores, Nunes, Pedrão y el punta del Corinthians Dentinho, una de las mayores promesas del fútbol brasileño, a quien le lleva veinte años.

Tras un comienzo anodino, el Vila Nova ganó ocho de nueve compromisos, colocándose segundo. No obstante, tres derrotas consecutivas lo han situado en la quinta posición, empatado a puntos con el cuarto, el Barueri, que ha ganado más partidos. El conjunto de Goiânia tratará de acabar con esta mala racha el viernes, con motivo de la visita a Serra Dourada del Ponte Preta, que también aspira a subir. "Es una cita muy importante para los dos equipos", afirma Túlio. "El Ponte Preta está luchando por ascender, aunque estoy seguro de que ganaremos nosotros".

El Vila Nova tiene ante sí un calendario en teoría asequible, y una victoria lo pondría en una situación favorable para terminar entre los cuatro primeros. Túlio está convencido de que el año que viene reanudará el camino hacia su milésimo gol en la elite brasileña. "Hemos hecho una campaña excelente, y merecemos el ascenso", afirma. "No tengo dudas de que subiremos. Tenemos un buen equipo y mucha experiencia".

De hecho, a la plantilla de Givanildo Oliveira no le falta veteranía, ya que cinco de los once titulares contra el Santo André en la jornada anterior ya habían cumplido los 33 años. Con todo, no dejan de ofrecer buenos resultados, y su decano sigue siendo un depredador del área. ¿Cuál es pues el secreto del éxito de Túlio?

"Mucho amor, dedicación, pasión, determinación y experiencia", enumera. "El fútbol es una parte importante de mi vida desde hace muchísimo tiempo, y no terminaré hasta que colme mis grandes ambiciones. En 2009 quiero convertirme en el único jugador que ha logrado ser máximo goleador de la Série A cuatro veces, y marcar mi tanto número 1.000 en 2010. Estoy seguro de que voy a alcanzar estas metas".