Síguenos en Twitter

miércoles, 26 de septiembre de 2012

CONQUISTA DEL SANTOS DE BRASIL VALORIZA LA RECOPA SUDAMERICANA


Para llegar a ser campeón, un equipo de futbol debe pasar por varias y difíciles etapas.

 
Ser campeón de la Copa Libertadores de América es la conquista más importante a la que un club puede aspirar. Igual, ser campeón de la Copa Sudamericana.

 
Esta noche, ambos campeones del 2011, respectivamente Santos de Brasil y Universidad de Chile, definieron quien merecía ser campeón de ambos torneos, o sea, el campeón de la Recopa Sudamericana.

 
Santos, después de empatar (0 X 0) como visitante,  ganó por 2 a 0 en São Paulo y se coronó el mejor de América del Sud.

 
La U de Chile en ciertos pasajes del partido fue mejor, pero no supo convertir las jugadas en gol.

 
La Recopa Sudamericana será uno de los títulos más importantes en el futuro, acrediten, y los clubes soñarán en ganarla.

 
Pasaron algunos años hasta que los brasileños, después de las conquistas del Santos (1962 y 1963), volvieran a dar la atención que la Libertadores tenía de parte de argentinos y clubes de otros países sudamericanos.

 
Lo mismo pasará con la Recopa ahora que el Santos, una institución mayúscula, la conquistó por primera vez.  

Santos, Campeón de la Recopa Sudamericana.
 

LOS LLAMADOS POR AZKARGORTA PARA ENFRENTAR A PERÚ Y URUGUAY




No es de mi costumbre comentar las convocaciones de los entrenadores de la selección boliviana de futbol.

Creo que es responsabilidad de los propios y, por ello mismo, deben responder después de los resultados alcanzados.

Estos dos encuentros serán decisivos para las aspiraciones del futbol nacional respecto de la Copa en Brasil. La pérdida de puntos en uno de los juegos determinará que la hinchada boliviana asista nuevamente el evento por la televisión.

Para los próximos juegos de Bolivia frente a  Perú y Uruguay, respectivamente el 12 y 16 de octubre, a jugarse ambos en el estadio Hernando Siles de  La Paz, por las eliminatorias para el Mundial Brasil-2014, el entrenador Xavier Azkargorta llamó a los siguientes atletas:

 Arqueros
Hugo Suárez (Wilstermann)
Sergio Galarza (Blooming)
Carlos Arias (Oriente)
Defensores
Ronny Jiménez (Real Potosí)
Luis Méndez (The Strongest)
Ronald Raldes (Colón de Santa Fe-ARG)
Gabriel Valverde (Bolívar)
Luis Gutiérrez (Patronato-ARG)
Edward Zenteno (Wilstermann)
José Carlos Barba (Bolívar)
Marvin Bejarano (Oriente)
Christian Vargas (Bolívar)
Mediocampistas
Ronald Segovia (Blooming)
Wálter Flores (Bolívar)
Pedro Azogue (Oriente)
Alejandro Meleán (Oriente)
Alejandro Chumacero (The Strongest)
Rudy Cardozo (Bolívar)
Jhasmani Campos (Bolívar)
Gualberto Mojica (Oriente)
José Luis Chávez (Blooming)
Delanteros
Miguel Suárez (Bolívar)
Alcides Peña (Oriente)
Juan Carlos Arce (Bolívar)
Marcelo Martins (Gremio-BRA)
Carlos Saucedo (San José)

miércoles, 19 de septiembre de 2012

LEONEL REYES MERECE RESPETO Y RECONOCIMIENTO DEL FUTBOL NACIONAL


Las deudas de los clubes bolivianos de futbol con ex jugadores por sueldos no pagados tienen varios aspectos.

 

Algunos “atletas” extranjeros deberían aceptar acuerdos, avergonzados, por su  mediocre contribución.

 

Otros, sin embargo, merecerían recibir sus sueldos atrasados y ganar al mismo tiempo bonos de reconocimiento por parte de las autoridades, de los clubes y de la Federación Boliviana de Futbol, por su dedicación y contribución al deporte.

 

Es el caso de Leonel Reyes que no solamente defendió a los dos mayores clubes de futbol del país, Bolívar y The Strongest, como también a la selección nacional.

 

Puedo estar equivocado, pero creo que Leonel Reyes fue el único jugador profesional de futbol a defender también a la selección nacional de futbol sala.

 

O sea, Leonel tiene meritos suficientes  para que los dirigentes de los clubes por donde pasó le busquen, le reconozcan y le paguen lo que realmente él merece, por justicia.

 

En tiempo, el último club que el jugador defendió fue The Strongest.

 

martes, 18 de septiembre de 2012

EN EL FUTBOL, SER SEGUNDO ES SER EL PRIMERO DE LOS ÚLTIMOS. A propósito de un comentario de Julio Peñaloza Bretel, dueño de uno de los mejores textos del periodismo deportivo nacional

Por viaje y otros compromisos, recién hoy dediqué tiempo al Blog. En ese cometido, también recién leo el comentario y observación del buen periodista y amigo Julio Peñaloza Bretel quien, respecto del post  ¿AZKARGORTA, SOÑADOR, MAGO U OPORTUNISTA? (14.08.2012) escribió:

 

“Es fea la imprecisión en periodismo Jorge. A Xabier le fue bien en el Yokohama Marinos. Fue segundo en el torneo japonés cuando él dirigió y tuvo en su plantilla a Julio Baldivieso. Luego le fue bien como director de proyectos internacionales del Real Madrid. Lo justo es lo justo. Su regreso a la selección boliviana es otra historia.”

 

A Julio debo decirle que la escuela periodística de donde vengo (en Brasil) me enseñó a comprender que para que un equipo o selección sea considerada vencedora, “debe ser el(la) primero(a), porque ser segundo(a) significa ser el(la) primero(a) de los(las) últimos(as)”.

Creo que hay una diferencia conceptual, porque yo no considero ni festejo como la mayor conquista del futbol boliviano la clasificación al Mundial de EEUU-94. Personalmente, creo que el campeonato Sudamericano del 63 jugado en Bolivia, y ganado por el futbol boliviano de forma invicta, es más significativo.

A propósito, ¿quién recuerda que Bolivia fue sub-campeón de la Copa América jugado en el país el 97?  Eso muy a propósito de la segunda colocación conseguida por Azkargorta con el Yokohama Marinos en Japón.

Con referencia al trabajo del vasco en el Real Madrid, sinceramente, desconozco. Sin embargo “proyectos internacionales” me suena más a un trabajo burocrático que, convengamos, no entra en cancha. Aprovechando la oportunidad, sugiero que la experiencia y conocimiento de Askargorta sean más bien aprovechados por la Federación Boliviana de Futbol dándole empleo como "director de proyectos nacionales e internacionales".

En tiempo, Julio, gracias por enriquecer el blog con tu comentario.

 Un abrazo.

BOLIVIA DEBIERA ESPEJARSE EN ESTA PROPUESTA BRASILEÑA

El sublineado es nuestro.
Les traduzco el Editorial del diario deportivo “Lance!” de Brasil, que comenta el nuevo y ambicioso proyecto lanzado por la presidenta brasileña Dilma Rousseff. El contenido (del proyecto y del editorial) puede ser un ejemplo para Bolivia que carece de una política para el deporte.

“Anunciado la semana pasada por la presidenta Dilma Rousseff, el proyecto “Brasil Medallas 2016” representa un avance, pero no puede ser visto como un fin.

Es apenas una parte de las transformaciones de que el país necesita.

Para que Brasil se vuelva de hecho una potencia olímpica, es indispensable una política nacional de deportes, la construcción de un sistema que sea solido y tenga éxito en dos dimensiones: la práctica deportiva de base y el deporte de alto rendimiento.

Una no existe sin  la otra.

No hay país olímpicamente fuerte si no existe una masificación del deporte.

La propia presidenta (Rousseff), en su discurso, reconoció  la necesidad de invertir en la base.

Entonces el cambio está en las manos de ella.

Su gobierno precisa hacer que se cumpla lo que recomienda la Organización Mundial de Salud: incluir un mínimo de cinco horas semanales de práctica deportiva en el currículo escolar.

Este es, inclusive, compromiso de legado de la Olimpiada de Rio para la red municipal de enseñanza.

Que no apenas tiene que ser cumplido, mas que debe ser ampliado para todo el país.

Al Brasil le cabe calificar y reconocer a los profesores de educación física, integrar los programas federales, estaduales y municipales de educación y estimular competiciones estudiantiles en los tres niveles.

Son ellas que van hacer surgir los nuevos talentos.

Aquellos que pasarán a las disputas de alto rendimiento.

Y que, en este punto, entrarán a la segunda dimensión del sistema.

La propuesta del gobierno es ambiciosa en esta área.

Pero está balanceando entre la virtud de la intención y el equívoco del tiempo.

Tiene su foco (la propuesta) en los atletas, a través de los programas de becas, asegurando una vida digna y condiciones ideales de entrenamiento.

Foca en la compra de equipamientos y en la construcción de centros de excelencia para los deportes olímpicos y paraolímpicos.

Medidas que pueden  y deben generar avances puntuales en el cuadro de medallas.

Pero que para dar resultados significativos deben ir hasta después de 2016, transformando a Brasil en un país verdaderamente deportivo.

De las federaciones y confederaciones cabe al gobierno exigir contrapartidas.

Es fundamental que tengamos una gestión profesional en la que los dirigentes puedan ser remunerados, respondan a consejos independientes y tengamos metas objetivas de resultados a ser alcanzados como requisito básico para recibir los recursos públicos.

E los que no las cumplan deben dejar sus cargos.

La hora es de decidir a donde queremos llegar.

No queremos ser una España o una Grecia, que jamás consiguieron repetir siquiera los resultados medianos que obtuvieron en Barcelona-1992 o en Atenas-2004, dejando a la muestra la fragilidad de una política oportunista para una Olimpiada solamente.

Mejor ser un Reino Unido, que a cada cuatro años evoluciona en sus conquistas encerrando, en Londres, su mejor participación en los Juegos de la era moderna.

Estamos atrasados.

Pero el partido puede no estar perdido.

Voluntad política para hacer, es el inicio del cambio”.