Síguenos en Twitter

miércoles, 25 de julio de 2012

JUSTO HOMENAJE

Brasil, vía Corinthians, rinde homenaje a uno de los mayores hombres amantes del futbol y de la democracia.

martes, 24 de julio de 2012

EN EL FUTBOL BOLIVIANO TODOS GANAN MÁS QUE LOS JUGADORES




No sé de dónde ni de quién salió la idea de que sueldos bajos representarían la mejora del futbol en Bolivia.





De cualquier forma, es un verdadero absurdo que demuestra cómo se piensa este deporte en el país.





Me parece que los que realizan el espectáculo, los jugadores, son los que menos ganan y eso es una injusticia.





Con el futbol “profesional” boliviano, todos ganan: los dirigentes o dueños de equipos, los que fabrican o importan implementos deportivos y los fabricantes de refrescos y cervezas.





Pero los que más lucran en nombre de la información, son los medios de comunicación y los dueños de organizaciones dedicadas a las transmisiones deportivas de radio y televisión, porque, con excepción de algunas competencias internacionales, nadie paga derechos de transmisión, práctica ya oficializada en otros países.





Creo que, al contrario de lo que fue propuesto, el futbol boliviano es el que menos paga en el mundo a sus jugadores y, muchos de éstos, pasan inclusive necesidades agudas como hambre  y subalimentación.





Al contrario de criticar a los dirigentes de Bolívar por pagar los salarios más altos a sus jugadores, con relación a las planillas de otros equipos de la Liga,  deberíamos exigir que los sueldos sean equiparados por arriba y no por abajo.










EL RAQUET BOLIVIANO PARTICIPARÁ DEL MUNDIAL CON 6 DÓLARES DIARIOS PARA ALIMENTARSE Y HOSPEDARSE

Los Juegos Olímpicos que se realizarán en Londres serán noticia en todos los medios durante un mes.

Gracias al dinero enviado por el Comité Olímpico Internacional, Bolivia estará presente, simbólicamente, en los Juegos Olímpicos que se realizarán en Londres con cinco atletas, Karen Tórrez y Andrew Rutherfurd (natación),  Juan Carlos Pérez (tiro), Claudia Balderrama (marcha) y Bruno Rojas (velocidad). 

En compensación, viajan tres entrenadores, siete dirigentes y dos acompañantes.

O sea, de cierta forma, nuestro país estará presente en la mayor cita deportiva mundial gracias al llamado “espíritu olímpico”.

Pero parece que el mismo espíritu no existe de parte de los dirigentes del olimpismo nacional y de las autoridades del Fondo de Inversión para el deporte (FID) con relación a otros deportistas.

Explico:

De 4 a 11 de agosto se realizará en la República Dominicana el Mundial de Raquet en su categoría OPEN, o sea, la mayor de todas.

En esa cita Bolivia estará representada por los siete mejores raquetistas en categoría femenina,  María José Vargas, Jenny Daza, de Santa Cruz y Carola Loma, de Cochabamba,; y masculina, Ricardo Monroy, Roland Keller, Carlos Keller, de santa Cruz, y Kadim Carrasco (foto) de La Paz.


Al contrario de nuestros “olimpistas”, nuestros representantes en el Mundial de Raquet, tienen realmente posibilidades de traer medallas para el país, pues es el deporte en que Bolivia posee destaque mundial.

Por eso mismo, preocupa que nuestros representantes vayan a pasar necesidades e inclusive hambre porque, si bien el FID pagó los pasajes, los impuestos y la inscripción, apenas desembolsó 60 dólares para 10 días de permanencia de cada uno de los representantes bolivianos en la República Dominicana, con excepción de los que trajeron medalla de Chile a quienes les dio un poco más.

En el nombre del “espíritu olímpico” el presidente del Comité Olímpico Boliviano, Édgar Claure, y el secretario general de la entidad, Marco Arze, podrían destinar a la delegación boliviana que irá a la República Dominicana, parte de los 28.200,00 dólares que ambos recibieron del Comité Olímpico internacional para su viaje a Londres. 



miércoles, 18 de julio de 2012

JUGANDO EN LA PAZ, BOLÍVAR (CON ENTRENADOR EXTRANJERO) PIERDE TORNEO PARA WILSTERMANN DE COCHABAMBA (CON ENTRENADOR BOLIVIANO)



Sin embargo, vi, y gusté, del juego entre Bolívar (1) y Wilstermann (2) que definieron el torneo “casa níqueles” patrocinado por un shoppingcenter de La Paz.

Me gustó sobre todo la forma solidaria y con mucha personalidad como el equipo cochabambino se presentó dentro del campo de juego.


Mauricio Soria (de rojo en la foto), entrenador boliviano, dio un verdadero baile táctico al español Miguel Portugal (de azul), entrenador de Bolívar.

Y ojo que ambos conocían al adversario.

Dato importante para analizar si vale la pena gastar muchísimo más dinero con los sueldos de entrenadores extranjeros en relación al salario pagado a los nacionales.

TOSTÃO NOS DÁ UNA AULA GRATIS SOBRE CONCEPTOS FUTBOLÍSTICOS


Palabras escritas por (hoy) uno de los mayores y mejores columnistas de futbol: Tostão*.

Da hasta temor traducirlo para no cometer errores respecto de sus conceptos.

Les presento para que lean con atención, sobre todo los periodistas (comentaristas), entrenadores y jugadores.


"Vi também coisas boas. Zé Roberto, 38 anos, menos avançado do que nas partidas anteriores pelo Grêmio, deu uma aula sobre como jogar no meio-campo. Zé Roberto não é volante nem meia. É armador, defensivo e ofensivo. Muitos técnicos ainda não conhecem esse tipo de jogador. Só conhecem os volantes defensivos e os meias ofensivos.

Tite, Cuca, Abel e outros treinadores começam a aprender com os times europeus a formar um time compacto, com duas linhas de quatro, sem deixar muitos espaços entre elas. Ufa! Os meias ou atacantes pelos lados voltam para marcar ao lado dos volantes e avançam como pontas.

O que não justifica é colocar as duas linhas encostadas à grande área, a não ser em momentos especiais, como fez o Chelsea contra o Barcelona e o Bayern, dois times superiores. Contra o Flamengo e o Botafogo, o Fluminense fez um gol e foi jogar lá atrás. Fla e Bota pressionaram e criaram muitas chances de gol.

Outras coisas também melhoraram nos últimos anos, no futebol brasileiro. Desapareceram a marcação individual, os volantes-zagueiros, que não eram bons volantes nem bons zagueiros; e os laterais, menos os do São Paulo, estão aprendendo a avançar no momento certo.

Há ainda muitas coisas para evoluir, como diminuir o excesso de jogadas aéreas, de trombadas, de chutões, de passes longos para os companheiros marcados e de pressa para chegar ao gol.

É preciso também acabar com gramados ruins e com jogadores cai-cai, que tentam enganar os árbitros e o futebol."

 
Tostão (foto), médico y ex-jugador, es uno de los héroes de la conquista de la Copa del Mundo de 1970. Se alejó de los campos deportivos debido al agravamiento de un problema de dislocamiento da retina. Como comentarista deportivo, colaboró con la TV Bandeirantes y con la ESPN de Brasil. Escribe los miércoles y domingos en la versión impresa del suplemento "Esporte" de la Folha de São Paulo.

martes, 17 de julio de 2012

LA HORA DE LA VERDAD LLEGÓ PARA AZKARGORTA.


Tiene que probar que es un entrenador de futbol y no simplemente un especialista en retórica.



Tiene que mostrar a los bolivianos que sabe realmente de futbol.



Debe justificar al país el por qué gana más que el presidente del Estado.



Para eso simplemente tendrá que ganar los juegos que le resta a la selección boliviana como local, nada más que eso. O sea, confirmar que su fama no fue por acaso.



Y, ojo, siquiera estamos esperando que clasifique a la Copa de Brasil-2014.



Que todo lo que representa para los bolivianos no fue gracias a la feliz coincidencia de haber encontrado una generación homogénea de jugadores arriba de la media en 1993 y, sí, a su trabajo.



Hoy, Azkargorta se coloca como la “estrella” de la selección debido a la mediocridad de futbolistas existentes en el país. Lo que no es nada bueno para el futbol nacional.



Azkargorta sabía, y la pensó muy bien, que el único país en donde podía darse el lujo de ganar 25 mil dólares por mes, ese país  se llama Bolivia, porque sabe que Bolivia vive de recuerdos, vive de sueños.



Si Azkargorta es un buen entrenador estaría pues trabajando en el futbol más competitivo del momento que se encuentra, por coincidencia, en España, donde nació.



Si Azkargorta fuese lo que Evo Morales y los dirigentes del futbol nacional creen que es, hubiera triunfado en la selección chilena, en el Yokohama de Japón y el Chivas Guadalajara de México en donde no ganó absolutamente nada.



Lo absurdo de todo es que en el país sudamericano cuyo futbol es uno de los últimos y el primero en pobreza, se dan el lujo de contratar un entrenador de futbol con un sueldo mayor que el del presidente del Estado.



Triste e irónica coincidencia.  



A propósito, experto, Azkargorta esperó el momento propicio para aceptar el cargo, porque si no clasifica dirá que asumió tarde, por lo tanto la culpa será de Quinteros.



En el fondo, Azkargorta está cuidando de su propia vida.




domingo, 8 de julio de 2012

PALABRAS DE UN GALLINA PARA UN BOSTERO




Esta es una carta escrita por el hincha de River Plate Javier García (me imagino que en sus horas de trabajo es periodista) dirigida a Román Riquelme, después de que éste anunciara su despedida de Boca Jr.
Texto retóricamente delicioso que quiero compartir con ustedes.

Para Román:
Alivio. Esa fue la primera sensación que me embargó cuando me enteré de la noticia de tu alejamiento de Boca. Soy muy hincha de River, como vos de Boca. Tu etapa de gloria y triunfo coincidio con la de River de ostracismo y oscuridad. ¿Cómo no querés que me alivie?. Después podemos hablar de vos como futbolista. ¿Sabes cuantas veces te dije pecho frío? ¿Tristelme? ¿Freezelme y demás apodos que parió la rivalidad futbolística? Pufff, miles. ¿Me podés culpar? Yo creo que no.
Ayer dijiste a la prensa y al Mundo Boca “Naci bostero y voy a morir bostero“. Bueno yo nací Gallina y voy a morir Gallina. Lo llevo en el ADN. Creí que, en ese mismo combo, venía el no saber disfrutarte. En realidad, fue una consecuencia de mi amor por la banda roja. Siempre, siempre, contra nosotros, la rompiste, nos hacias goles, dabas asistencias o clavabas tiros libres. Vos y tus “amigos” Palermo y Guillermo. Ustedes tres son para mí la “muestra gratis” de este Boca ganador de todo.
Pero con vos, Román, pasa algo distinto. Te puteé hasta el cansancio cuando dejaste la Selección por tu mamá. Me diste la excusa para poder decir “Vieron, ¿Tan grande es? ¡Cómo vas a renunciar a la Selección!”. Lo hiciste por una segunda vez, cuando el único jugador más grande que vos (Diego) te criticó por tevé y te volviste a ir. Volví a criticarte. “¿Cómo vas a renunciar dos veces?” También me mofé de aquel año en que te lesionaste cada dos por tres, incluyendo tu pedido de cambio en el Monumental a los 5′ de juego y grité, a viva voz, desde la San Martín Baja “Se cagó, Riquelme se cagó”.
Lo bueno es que la pelota da vueltas y que uno puede aceptar un error. Que dejes a Boca no me alegra, si me alivia. Y si me causa esa sensación es porque indudablemente fuiste grande. Porque así como para los hinchas de Boca tu nombre es sinónimo de grandeza y triunfos, para mí, tu nombre, es sinónimo de martirio futbolístico. Te vi meterme varios goles, o propiciando otros tantos. También te vi salir derrotado de mi cancha.
Me autoimpuse el no disfrutarte. ¿Cómo iba a disfrutar yo de un ídolo de Boca? ¿En qué cabeza cabía? No podía tampoco ignorarte. Sos demasiado grande para que a cualquiera que le guste el fútbol le pases desapercibido. Entonces, me debí conformar con la tercera opción: Te padecí. Viví todos tus años en Boca con la sensación, inenarrable que la victoria Xeneize era posible en cualquier lugar, circunstancia o momento si el Diez era Juan Román Riquelme. Muchas veces fue así. Ayer, por suerte, no.
Soy periodista, además de hincha de River. No comulgó con tus endiosadores, para mí ningún jugador de fútbol merece ser subido a semejante púlpito -aunque me tenté de hacerlo con Ortega, el Enzo y, los últimos seis meses, con Trezeguet- pero los entiendo. Inmediatamente me pregunto. ¿Y si hubieses jugado en River? Probablemente te amaría y te idolatraría aún más que tus endiosadores. Pero no puedo. No debo. Y, para qué negarlo, no quiero.
¿Me perdí un jugador de enormes características? No, para nada. Te vi igual. Te sufrí igual y, porque no decirlo, cuando jugaste en Villareal o en la Selección e incluso te disfruté cuando eras vos el que le pasaba la pelota a Javier Saviola para que hiciera los goles en el Barcelona. ¿Sabes cuantas veces saqué a relucir el penal que erraste con Villareal como carta de que no eras perfecto? Miles. Convengamos que no había muchas manchas en tu carrera. La realidad es que lo grosso fue haber llevado a un equipo inexistente como el Submarino hasta ahí. Ahora te lo puedo decir, ya no jugas más para ellos, pese a que siempre serás uno de ellos.
Respeto a Boca como rival. No lo disfruto, ni mucho menos lo ensalzó. Son la némesis. Para mí, Boca es lo que está mal, lo impuro, lo indigno, todo lo contrario a lo que yo quiero en esta vida futbolística. Pero vos…Con vos tuve y tengo un dilema. ¡Estas cortado por la tijera riverplatense, Román! Los lujos, la exquisitez, ser un diez excelso…Eso es de nuestra escuela. Allá reinaban la garra, los huevos, el ganar como sea, ganar clásicos colgados del travesaño. ¿Cómo podía ser que Boca tuviera al mejor jugador de los últimos 10-15 años del fútbol argentino en la Ribera? Era imposible. Ese era River.
Vos cambiaste el paradigma. Más allá de los Rojitas, Márcico, Mastrángelo y el propio Maradona, vos les cambiaste el paladar a ellos. Vos les demostraste que al fútbol también se juega lindo. Les abriste los ojos. Les mostraste el fútbol que a mi me inculcaron desde pendejo, ese que viene con la herencia Gallina de mi viejo. ¡Cómo no te van a amar! Les mostraste un mundo perfecto. Si yo fuera ellos también te amaría.
Pero no soy ellos. No te amo. Ni te quiero. Pero te respeto. Como vos a River. Si hay alguien que tuvo y tendrá motivos y espalda para bardear a River ese serás vos. Ni el bocón de Bermúdez, ni Maradona con toda su leyenda, ni siquiera Palermo. El tipo que más hizo padecer a River fuiste vos. Vos y el guante en la derecha. Vos y esa velocidad distinta para jugar a la pelota. Vos y ese amor por la clase, el juego y el estilo. ¿Y sabes qué? Jamás te vi injuriar a River. Al menos no en los medios, no ante la opinión pública. Siempre te ví, incluso, tirar buena onda. “River tiene que ascender”, “Extraño el Superclásico” y más frases del estilo. ¿Cómo no voy a respetarte? Eso sí que no. Eso te lo ganaste. Y fijate si serás grande que ni ellos, en todo el odio que nos tienen porque así fuimos concebidos, fueron capaces de jamás decirte nada por tirar buenas ondas para River. Es que fuiste tan grande en la historia de Boca. El más grande, sin dudas.
Yo amo a Ortega. Amo a Francescoli. Mis viejos y los libros me enseñaron a amar a Ángel Labruna, me explicaron que es La Máquina y me dicen porque, por ejemplo, Matías Almeyda no es ídolo. A vos no te puedo ni siquiera tomar cariño. No me lo permito. Sos de ellos. Sos bostero. Sos de la contra. Pero sos un tremendo jugador de fútbol. De los mejores que ha existido y, pese a no disfrutarte por lo anteriormente expuesto, sí tuve la suerte de verte en la cancha, como a Orteguita, por ejemplo.
Chau Román. Gracias a Dios ya no jugas más en Boca. Ya no me vas a hacer padecer más. Quizás ahora sí, en algún rincón de YouTube, en las palabras con mis amigos bosteros o incluso si te veo jugando en algún lado pueda disfrutarte. Antes no pude. Sabrás entender el porque. Nos vemos, nos seguiremos viendo cada vez que se crucen en una cancha una camiseta blanca con una banda roja y una azul con una franja horizontal amarilla. Después de todo, vos naciste y morirás bostero y yo nací y moriré Gallina. De todas maneras, hoy me tomó una licencia de rivalidades y te digo: gracias por el fútbol.
Ahora, sí, seguimos siendo rivales. Porque así nos manda la historia y este maravilloso deporte llamado fútbol.

jueves, 5 de julio de 2012

CORINTHIANS, UN DIGNO CAMPEÓN DE LA COPA SANTANDER LIBERTADORES















Dos fallas de la defensa boquense dieron la Copa Santander Libertadores al Corinthians en el Pacaembú. Así como aconteció en el gol del empate en la Bombonera.  

De cualquier forma, es bueno reconocer que el equipo paulista ganó la competencia de la forma más justa y correcta, porque lo hizo dentro de la cancha, con un juego de conjunto irreprochable y, lo más admirable, con jugadores que en su tiempo  fueron rechazados en otros clubes.

Premio a esos hombres que supieron superar las adversidades personales (incluyendo su técnico Tite) y que les tocó entrar para la historia corintiana porque consiguieron colocar en su estante la única copa futbolera que les faltaba.

Disciplina táctica muy rígida en la marca, permanente desmarque cuando en la pose del balón y contraataque en velocidad, fueron las armas, simples, utilizadas por los guerreros del Parque São Jorge.

Parabens corintianos!!!