Síguenos en Twitter

viernes, 27 de abril de 2012

EL PRESIDENTE DEL SANTOS PROMETE COMBATIR EL FUTBOL EN LA ALTURA

El comportamiento antideportivo de algunos hinchas bolivianos que arrojaron objetos contra Neymar en el juego entre Bolívar 2 x 1 Santos, el miércoles que pasó, por la Copa Libertadores de América, como ya lo dijimos puede traer problemas serios para Bolivia.
Es que Luis Álvaro de Oliveira Ribeiro, presidente Del Santos Futbol Club, declaró hoy por la mañana que irá a la FIFA para volver a colocar en debate el veto del futbol en la altura.

Para el presidente de club brasileño, "el asunto (juegos de futbol en la altura) fue enterrado por política (visita de Evo Morales a Suiza). No tiene sentido que un equipo como el Santos no tenga condición física de disputar un partido de futbol. Se a ellos (bolivianos) les gusta el futbol, que jueguen entre ellos", declaró el dirigente brasileño.

El asunto preocupa, porque la FIFA se encuentra sumida en casos de corrupción envolviendo a Ricardo Teixeira, ex presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol y a João Havelange, ex presidente de la FIFA, y que alcanzan al presidente Joseph Blatter.

Para agradar al mundo futbolero, los capos de la FIFA pueden nomás volver a colocar en el tapete el veto de juegos de futbol en la altura de La Paz y otras ciudades sudamericanas.

BOLÍVAR x SANTOS: NI RACISMO, NI ODIO, APENAS INADAPTADOS

Siempre fui contra las hinchadas organizadas en el fútbol, porque a la larga se tornan organizaciones de presión hacia los jugadores y dirigentes de los clubes, con el claro objetivo, por parte de sus organizadores, de llevar ventajas económicas y otras.
No es secreto que antes de la existencia de esas hinchadas, el público boliviano que asistía a los estadios era considerado uno de los más receptivos y respetuosos, teniendo la característica de aplaudir las buenas jugadas aún siendo del equipo adversario. Y, creo, la cultura boliviana del aficionado continua siendo la misma, con excepción de algunos inadaptados, como el que arrojó objetos al campo de juego durante el partido entre Bolívar (2) y Santos (1).


Esa acción por sí sola puede traer consecuencias graves (inclusive la suspensión)  para el estadio Hernando Siles, donde Bolívar manda sus juegos internacionales.


Mientras tanto el hecho está adquiriendo contornos inesperados, pues el Santos ya anunció que va a denunciar ante la Conmebol “el tratamiento antideportivo que recibió en La Paz.”


Mientras tanto, lo que inmediatamente preocupa, es la forma con que Bolívar será recibido en el estadio de la Vila Belmiro, en Santos, reducto que fue escogido para el próximo juego entre ambos equipos, el próximo 10 de mayo.


 Recordemos que inicialmente el encuentro estaba marcado para el estadio Pacaembu en São Paulo, donde el público asiste  a una distancia considerable del campo de juego, pero el presidente del Santos, Luis Alvaro de Oliveira Ribeiro, declaró que desea contar con su hinchada para la contienda, para que la presión sobre el Bolívar  sea fuerte, pero sin ningún tipo de incidente extra campo. En Vila Belmiro es público está a 3, 4 metros del campo de juego.


“A víspera del partido haré ese pedido a nuestra hinchada” – dijo de Oliveira, aclarando, sin embargo, que  no se puede perder la razón. Nosotros tenemos que dar una lección para esa gente y mostrar cómo funciona el mundo y de qué manera debe ser llevada la convivencia en el deporte. Vamos tratarles con lealtad y seriedad. Para eso, convoco a la hinchada: vamos a llenar la Vila Belmiro y dar una lección a esos subdesarrollados, que piensan que futbol es guerra.


Debe saber el presidente del Santos que Bolivia es aún un país subdesarrollado, pero quiero recordarle que por Bolivia pasaron, y jugaron mucho, astros brasileños como Pelé y Garrincha, que nunca hicieron declaraciones antipáticas y previas con relación a la altura; por ello, siempre fueron recibidos con cariño y respeto.


Inadaptados para el deporte existen en cualquier parte del mundo, inclusive en Brasil, donde este bloguero vivió más de 30 años.   





jueves, 26 de abril de 2012

LA ALTURA Y LA BAJEZA DEPORTIVA, A PROPOSITO DE BOLÍVAR 2 X SANTOS 1



Es inconcebible la parcialidad e ignorancia con que muchos periodistas deportivos brasileños, argentinos y uruguayos tratan el problema de la altura y la práctica del fútbol.

Así como está claro que no se puede pedir independencia en el ejercicio periodístico (pues en América Latina los medios y sus empleados siempre dependen de alguna institución, grupo o empresarios propietarios) está mucho más claro aún que se puede exigir objetividad en el tratamiento de la noticia.

Prueba de ello es el comentario (en portugués) del periodista brasileño Mauricio Noriega respecto de la altura y el fútbol, muy a propósito del juego entre Bolívar 2 x Santos 1 – jugado en La Paz, por la Copa Libertadores.


Altitude e baixaria

Por Mauricio Noriega*
Entre os muitos temas polêmicos do esporte, a questão da prática em cidades situadas em locais de grande altitude é das mais complicadas.

Já me manifestei aqui anteriormente sobre isso. Repito a postagem aqui para refrescar a memória.

Sempre que alguma equipe brasileira disputa alguma partida de futebol em La Paz (ou em Cuzco, Potosí) volta-se a debater essa questão.

Não tenho conhecimento científico para levar o debate a esse lado. Jamais estive em La Paz para testemunhar algo sobre as reações de meu organismo. Ouvi relatos de amigos que impressionaram pelas dificuldades, com desmaios, dores de cabeça etc. Também sei de histórias de outros amigos que nada sentiram.

Conheço pesquisas de médicos bolivianos que apontam para uma defesa do direito de se jogar na altitude, enumerando motivos e argumentos. Também há trabalhos de cientistas brasileiros que citam riscos e prejuízos à saúde dos atletas.

Um resumo do que penso: um dos motivos para a popularidade do futebol é sua universalização. Como proibir alguém de jogar futebol, de montar um time e construir um estádio em grandes altitudes? La Paz é a capital da Bolívia. A Cidade do México está ali desde os tempos dos astecas. No caso da capital boliviana, até as operações de pouso e decolagem de aviões são de muito risco, cheias de detalhes técnicos. Mas é preciso chegar e partir dali voando.

Não sou arrogante ao ponto de afirmar que tenho a solução, mas talvez fosse o caso de se estudar o calendário das equipes que jogam nas alturas. Oferecer ao adversário, dentro do regulamento, mais tempo de adaptação. Vão dizer que é impossível, que não há datas etc. Virem-se. Os dirigentes estão aí para isso. As federações e confederações faturam os tubos para isso. Os clubes também possuem recursos para aplicar nessa questão. Uma opção seria dar ao time que atuará em La Paz e Potosí uma semana livre para jogar apenas essa partida, um período de sete dias.

Com suas particularidades e diferenças, também oferece riscos à saúde de um atleta profissional uma partida as 15 horas em pleno verão carioca. Ou nordestino. Também no interior paulista. E, ainda que de forma atenuada, um jogador que vive e treina em La Paz, se tiver que descer o morro e jogar em Manaus, por exemplo, terá um prejuízo atlético já explicado pela ciência.

Mas é um tema cabeludo. Só acho que não se pode simplesmente negar o direito de se fazer e jogar futebol a quem vive em grandes altitudes.

O que se pode e se precisa fazer, urgentemente, é acabar com a baixaria dentro e fora de campo em muitas partidas da Libertadores da América. O mais nobre e importante torneio do futebol sul-americano não pode ser submetido a cenas lamentáveis como atletas recebendo pedradas, como aconteceu ontem com Neymar. Ou então casos que todos já vimos em partidas na Colômbia, quando para cobrar um escanteio o jogador precisa ser protegido por escudos de policiais, tamanha a quantidade de objetos que são atirados contra ele. (...).

*Comentarista de los programas SporTV y Bom Dia São Paulo, de la Red Globo de Televisión, y conductor de programas de TV.

BOLÍVAR VENCE AL SANTOS, PERO CON SENSACIÓN DE MUY POCO

La Academia tendrá que jugar mucho en la Vila Belmiro para

pasar a la próxima fase. Reglamento favorece al Peixe de local.


miércoles, 25 de abril de 2012

MURICI RAMALHO USA LA “PSICOLOGÍA DE CAMARÍN” PARA EL PARTIDO, HOY, ENTRE EL SANTOS Y EL BOLÍVAR POR LA LIBERTADORES

El victorioso entrenador del Santos FC, Murici Ramalho, dio una vez más muestra de maturidad profesional al responder a periodistas brasileños respecto de la altitud de La Paz: “Bolívar va a dar más trabajo (es un equipo) bien armado, buenos jugadores, extranjeros. Me parece que la altitud (de La Paz) no será mucho problema. Bolívar va a dar más trabajo que la altura”, dijo.

Inteligente y profundo conocedor del jugador brasileño, pues fue un volante creativo en su época de jugador profesional en el São Paulo FC, Ramalho tiene entre sus características principales el preparar a sus comandados, también, psicológicamente.

La psicología del jugador profesional se la hace en los camarines, en la intimidad de la gente que trabaja directamente en la preparación de un equipo. En ese sentido, las palabras de Ramalho dan a entender que él quiere tirar la cuestión “altura” como peso principal en la cabeza de los atletas santistas.  

En ocasión del juego frente a The Strongest (equipo que Ramalho considera inferior a Bolívar), los pupilos del entrenador se preocuparon más con la altura que con el adversario y así les fue: pese a abrir el marcador, sufrieron una volcada en el resultado y perdieron 2 x 1.