Síguenos en Twitter

sábado, 2 de julio de 2011

BOLIVIA, NI MÁS NI MENOS


Para muchos fue una hazaña.

Calma, ese tipo de conclusiones son justamente las que nos dejan disminuidos.

¿Hazaña por qué?

Los jugadores bolivianos no hicieron nada más que su obligación.
Al final, tuvieron una buena temporada para entrenar física y técnicamente, bien alimentados, durmiendo en horario y cómodamente, bien como esperando una buena remuneración.

¿A qué trabajador no le gustaría tener esas regalías?

El empate frente a los argentinos, 1 x 1, por la Copa América, sirve para aumentar nuestra autoestima, prepararse con más entusiasmo y psicológicamente mejor para el próximo encuentro y más nada.

Claro que frente a la arrogancia habitual de los argentinos, el empate es una victoria para los bolivianos.

Pero no cambiará nada.

El futbol boliviano no será ni mejor, ni peor. Será el mismo.

El fondo del problema es otro, pero eso es para diferente análisis.

Por ahora, continuemos saboreando la buena presentación de los dirigidos por Gustavo Quinteros.