Síguenos en Twitter

miércoles, 31 de octubre de 2007

San José x Real Mamoré y Blooming x The Strongest, esta noche

Dos juegos importantes se realizarán, a partir de las 20:00 de hoy, por el Hexagonal final del torneo Clausura de la Liga.

En Oruro, el competente San José recibirá al no menos competente, Real Mamoré.

Ambos equipos van en procura del liderazgo y el fiel público orureño será el seguro ganador, pues hay perspectiva de un buen cotejo.

En la ciudad de Santa Cruz, Blooming, que tiene un quipo tácticamente bien montado y una estructura solida en sus tres sectores, será anfitrión de un desesperado The Strongest.

La necesidad imperiosa de vencer que tiene el Tigre y el hecho de ser visitante, serán sus principales rivales. A eso se suma el facto visto y consumado de que hasta ahora, en el Hexagonal, The Strongest no consiguió repetir el mismo onceno, lo que le dejó sin personalidad.

Blooming, al contrario, demostró que tiene equilibrio y fuerza defensiva y ofensiva.

El único problema de los celestes de Santa Cruz, como varios otros equipos de la Liga, es que no juega bien bajo presión de su propia hinchada.

Si ese factor es bien aprovechado por los jugadores de The Strongest, puede aspirar a algo, si no...

martes, 30 de octubre de 2007

La política, la literatura y el deporte, le dan a Brasil la Copa-2014


Esas tres fuerzas de la actividad humana, que tienen vigencia permanente en suelo brasileño, se unieron, defendieron y consiguieron que Brasil sea elegido por la FIFA como sede del Campeonato Mundial de Fútbol-2014.

Lo será después de 64 años, ya que, en 1950, organizó y perdió la final frente a Uruguay por 1 a 2 – escribiendo para la historia el famoso “Maracanazo”.

En realidad, fue apenas confirmado lo que todos ya sabían, porque Brasil era el único candidato, una vez que Colombia había retirado su postulación.

La popularidad del presidente Luís Ignacio Lula da Silva, del escritor Paolo Coelho y del Brasil Penta Campeón Mundial, fueron suficientes para doblegar las exigencias de la FIFA.

Curiosamente, el único que no es popular en Brasil, es el presidente de la CBF - Confederación Brasileña de Fútbol, Ricardo Teixeira, que tuvo y tiene cuentas con la justicia.
El miedo es que Brasil deberá gastar mil 100 millones de dólares solo con la construcción y arreglo de los estadios, que serán administrados justamente por Teixeira.

A propósito, la ausencia de Pelé, desafecto de Teixeira, fue sintomática.
Pero como el “mundo del fútbol” gira entre cuatro paredes, Teixeira consigue reelegirse (como lo hizo varias veces su ex suegro, João Avelange) entre gatos y media noche.

Reto de los mayores para Brasil que, como dijo el presidente Lula, asume como un compromiso de Estado la organización de la Copa.

Brasil tiene condiciones y capacidad de organizar cualquier evento deportivo y utilizar la ocasión para mejorar la vida de millones de brasileños y brasileñas que permanecen aún socialmente relegados y que son, por ironía, siempre, el origen de las mayores conquistas deportivas del país.

Brasil es el único país que ganó cinco vences la Copa del Mundo y participó de todas las ediciones del torneo.

Entonces, nada más justa la decisión de la FIFA.

lunes, 29 de octubre de 2007

El fútbol estático de Bolivia, su selección y sus clubes

Antes del encuentro en el que The Strongest empató con Blooming (0x0) ayer, domingo, en mi trabajo de comentarista del programa "Futbolmanía" de radio FIDES (www.radiofides.com), tuve la ocasión de conversar con el entrenador, Claudio Mir, del Tigre.

Salí del estadio convencido de que, con rarísimas exepciones, la retórica de los técnicos que trabajan en el fútbol boliviano es la misma.

Debe ser por que son de la misma escuela.

Le observé a Mir, que The Strongest es un equipo extremamente defensivo porque juega con 7 defensores: tres zagueros al fondo, dos volantes de contención y dos laterales volantes (que cuando bien marcados son simplemente laterales defensivos).

Le dije que en sus últimos compromisos el Tigre jugó con ese esquema, en mi modo de entender, muy previsible.

- ¿Cómo salir de esa situación? - le pregunté al técnico.

- Movilizándose - me respondió.

Respuesta acertada.

- Caramba – dije en mi pensamiento – finalmente voy a ver un equipo que juega bien sin el balón, desmarcándose.

Pero mi contento duró poco: lo que se vio fue un Strongest estático, sin movimiento, sin rotación, sin sorpresa, totalmente previsible.

Y más, jugó con un solo hombre con la incumbencia de crear (Cardozo), muy poco para quien desea y necesita vencer, dejando a sus dos delanteros totalmente solos.

Por eso The Strongest está donde está: último en el Hexagonal.

Todos los equipos ya saben exactamente como juega El Tigre y le tapan sus salidas.

En mi comentario en la radio, al final del partido, dije (no sé si Mir escuchó) que un equipo que desea jugar con tres zagueros, tiene que tener un libero; y libero para mí, en el fútbol, significa “hombre libre” con la libertad de jugar como último hombre en la defensa, con capacidad de salir al medio campo para armar y llegar al ataque para sumar.

Si no hay un hombre con esas características y capacidad física, es mejor no jugar con tres zagueros, más aún, si no tiene laterales-volantes habilidosos y ofensivos.

El libero es el encargado de realizar la misma labor de los dos laterales-volantes (por el medio) cuando éstos se quedan presos, marcados, por el adversario.

A rigor el fútbol nacional y sus clubes, metafóricamente, son como un río de pueblo: en una orilla, los defensores, en la otra, los atacantes. No hay medio campo creativo, por lo tanto, no hay puente asfaltado.

Lo mismo se nota en la Selección.

viernes, 26 de octubre de 2007

Carta a la FIFA

Señores mortales que tienen el poder de determinar dónde y cuándo se debe practicar el fútbol.

Antes de decidir a respecto de la prohibición de que Bolivia dispute los juegos de eliminatorias a las copas del mundo en la ciudad de La Paz, no se olviden que el fútbol es una actividad aglutinadora, por lo tanto, cualquier decisión en nombre de este deporte, debe ser tomada con base a un análisis sociológico antes de privilegiar intereses económicos.

Recuerden que si consuman la medida discriminadora contra las ciudades que existen arriba de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, estarán contribuyendo, en el caso específico de Bolivia, para que la división de este país llegue a contornos muy peligrosos.

No olviden, o, mejor, sepan que la FIFA, al quitar a La Paz la sede natural de los juegos de la selección mayor de fútbol, estará contribuyendo para la consumación de una maquiavélica conspiración interna contra esta histórica ciudad, a la cual quieren privarle también de su legítima conquista de ser sede de gobierno.

Sepan que después que un campesino semianalfabeto, Evo Morales, asumió la presidencia de la república de Bolivia, se inició una odiosa conspiración contra el departamento de La Paz, como si delito fuere tener una población mayoritariamente campesina.

Sepan, señores de la FIFA, que al darle una “muerte internacional” al estadio Hernando Siles de La Paz, ustedes se estarán alineando a siniestros personajes bolivianos y extranjeros, que desean la división del país para mantener sus privilegios y continuar viviendo fuera de la ley.

Sepan, señores de Zurich, que si aprueban el veto a la altura, ustedes estarán contribuyendo con la gente que tiene sed de venganza contra el departamento de La Paz por el único hecho de que el histórico “Palacio Quemado”, casa de gobierno, se encuentre en esta ciudad, recinto que abrigó en varias épocas de la historia boliviana, a presidentes oriundos del oriente boliviano, región en donde se abrigan hoy, personajes que vivieron la bonanza económica durante administraciones de presidentes dictatoriales, nacidos justamente en esa región.

Señores de la FIFA, con el veto a la altura, no solo estarán vetando que la pelota ruede libremente por el gramado del estadio Siles, estarán vetando también la posibilidad de que los bolivianos se reencuentren entre sí, que la nación tenga una oportunidad más para vivir en paz con todas sus diferencias étnicas, consecuentemente culturales.

Sepan señores de la FIFA que el 80 por ciento de los jugadores de fútbol que militan en los clubes de La Paz, son oriundos del oriente boliviano y en esta ciudad es donde ganan el pan para sus familias.

¿Ya se imaginaron, señores de la FIFA, si se consuma un boicot en el occidente, a productos fabricados en el oriente boliviano, incluyendo la carne?

¿Dónde venderían esos productos del oriente y en dónde jugarían los jugadores de esa región?

Piensen bien, señores de la FIFA.

El veto a la altura se constituirá en parte de la conspiración contra el departamento de La Paz y las consecuencias serían impredecibles.

Con ello, los conceptos filosóficos del Fair Play serán echados a la basura.

El veto a la altura, es una medida socialmente discriminadora.

miércoles, 24 de octubre de 2007

Caída dolorosa de Bolivia en el Ranking FIFA

106 Tanzania
107 Bolivia
108 Etiopía

Bolivia aparece en el puesto 107 del ranking de la FIFA publicado hoy, después de Tanzania y arriba de Etiopia.


Ahora está 17 puestos abajo de donde se encontraba hace un mes.

La derrota por goleada para el Uruguay y el empate contra Colombia, por las Eliminatorias Sudamericanas para la Copa del Mundo Sudáfrica -2010, fueron las responsables por la caída vertiginosa.

Considerada la competición más importante, después del Campeonato propiamente dicho, las Eliminatorias castigan feo a las selecciones que no tienen un buen desempeño.

Ese es el motivo por el que Argentina asumió el liderazgo y Brasil saltó para el segundo lugar.

“Otros cambios dentro de los diez mejores y los que les siguen en la lista reflejan los resultados de la clasificación para la Eurocopa: Francia (4º, +2) y España (6º, +1) recuperaron posiciones, mientras que Alemania (5º, -1) y Holanda (7º, -2) tuvieron que pagar sus derrotas con pérdida de puntos. Su triunfo por 3-0 en Alemania permitió que la República Checa (9º, +2) regresara a los diez primeros, desplazando a Inglaterra (11º, -2)”, dice el sitio de la FIFA, corroborando lo que escribimos arriba.

Los diez primeros

1 Argentina
2 Brasil
3 Italia
4 Francia
5 Alemania
6 España
7 Holanda
8 Portugal
9 República Checa
10 Croacia

martes, 23 de octubre de 2007

Errar es humano, persistir en el error es incapacidad

Vladimir Soria, Mauricio Soria, Marco Ferrufino, Oscar Sánchez, Marco Antonio Sandy, Tucho Antelo, Erwin Sánchez (foto), etc, etc, etc.

Podríamos ir más atrás en la historia del fútbol boliviano y siempre fue así.

Jugador con pasta de líder, se dedicó, así que "colgó los cachos", de inmediato, a dirigir técnicamente a un equipo de primera división.

Si sumamos los logros, el lado positivo se sobrepone al negativo.

Lo que quiero decir con eso es que no es necesario traer a "técnicos" extranjeros para dirigir en Bolivia.

Los que vienen de afuera no son ninguna garantía de suceso para un equipo de fútbol de primera división nacional, al contrario, son más las desilusiones que las conquistas.

¿Por qué preocuparnos entonces con el técnico de la selección nacional, Edwin Sánchez?

A mí, particularmente, no me preocupa el trabajo de los entrenadores nacionales.

En la medida en que sean comunicativos con sus comandados, creo ser posible la realización de una buena labor.
En el fútbol no hay secretos, es necesario creatividad.
Los entrenadores tienen que ser como los artistas plásticos, saber utilizar los colores (jugadores) que poseen, con talento.

Lo que sí llega a preocuparme, es cuando los errores primarios son una constante en los entrenadores, se tornan repetitivos y llevan a derrotas o a falta de victorias.

Errar es humano, persistir en el error es incapacidad.

Es el caso de la selección nacional.

Claro que dos juegos oficiales no son suficientes para calificar a un entrenador, pero en el caso de las Eliminatorias, Erwin Sánchez tuvo, como nunca, bastante tiempo para preparar una cosa mejor.

lunes, 22 de octubre de 2007

Por la democratización del fútbol boliviano

Seis equipos de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano quedaron inactivos tres meses antes de acabar el año y permanecerán así por más algunos cuando empiece 2008.

Es la fórmula perversa encontrada por nuestros dirigentes, copia fiel del fútbol argentino, como lo es también el promedio de puntos para determinar el descenso.

Copiar es lo más fácil, algunas veces por flojera, otras por falta de capacidad para encontrar fórmulas que se adecuen a la realidad boliviana.

Todavía no hay una forma más democrática de disputar un campeonato que no sea el de puntos corridos, en dos ruedas, donde jueguen todos contra todos, ida y vuelta.

Nada de torneos “Aperturas”, “Clausuras”, “hexagonales” o cosa parecida.

Los tres primeros colocados se clasifican a la Copa Libertadores de América y el cuarto disputa la Copa Sudamericana.

El último colocado desciende directamente y el penúltimo disputa el descenso con el campeón y subcampeón de la Simón Bolívar.

Creo que con esa fórmula todos los equipos, inclusive los de las Asociaciones estarían en actividad por lo menos 11 meses del año, posibilitando que los jugadores tengan unas vacaciones de un mes como todos los trabajadores del mundo.

El actual sistema fue “inventado” por los dirigentes de los grandes clubes (como en Argentina) con la intención de privilegiarse y aprovechar las bonanzas que la Conmebol da a los que disputan las copas Libertadores y Sudamericana.

Como casi todo en este país, los poderosos del fútbol boliviano hacen sus reglas en beneficio propio, dejando de lado la base filosófica fundamental del fútbol que es la democracia, la disputa leal y ética entre todos los equipos.

Y es más: el torneo debe ser organizado por la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), la Liga del Fútbol Profesional Boliviano debe desaparecer así como la Asociación Nacional de Fútbol (ANF) y en su lugar crear apenas una secretaría que cuide de los campeonatos menores.

Hoy, el presidente de la FBF es apenas una figura decorativa, porque el presidente de la Liga (que más parece un primer-ministro) es el que determina (manipulado por los presidentes de los 12 clubes) las cosas del fútbol profesional.

Un verdadero absurdo.

domingo, 21 de octubre de 2007

Ojalá no sea ese el fútbol boliviano de fin de año

Hexagonal final del Clausura

Wilstermann de Cochabamba sacó la cara por los equipos locales, al vencer por 1 gol a 0 a The Strongest en la Llajta.

Fue una fecha fea técnicamente, pero de mucha lucha, sobretodo en el medio campo, en los tres partidos.

El que más perjudicado salió fue La Paz FC al caer derrotado (1 x 2), jugando como local, por San José de Oruro, equipo que supo aprovechar muy bien el mejor toque de balón y la mayor experiencia de sus jugadores en el medio campo.

El sábado, Blooming ya había dejado tristes y molestos a sus hinchas, al perder dos puntos en casa, y no haber podido salir del cero a cero contra el sorprendente Real Mamoré del Beni que, inclusive pudo llevarse la victoria.

Mucho ímpetu y nerviosismo, contra poco fútbol, fue la tónica del início del Hexagonal final del Torneo Clausura 2007.

Ojalá las cosas mejoren técnicamente en las próximas fechas, para, inclusive, llamar la atención de la hinchada que acudió en poco número a los estadios.

sábado, 20 de octubre de 2007

Se acercan cambios en Bolívar y Oriente

El Hexagonal final del Torneo Clausura de la “Liga del Fútbol Profesional Boliviano” comenzó sin dos de los más tradicionales clubes de Bolivia: Bolívar y Oriente Petrolero.

Puede parecer coincidencia, pero no es.

Ambas instituciones pasan por momentos institucionales muy graves y las previsiones de solución son una incógnita.

En Bolívar, ya hay dualidad de poderes y, creo, solo la hinchada podrá decidir cual de los grupos será el que dirija al club.

Pero, si la oposición bolivarista consigue la inscripción de un número considerable de socios, creo que el grupo liderado por Mauro Cuellar no tendrá como asegurarse en el poder.

Bolívar es una institución que, ante la falta de transparencia en sus órganos internos, depende hoy de la decisión de la hinchada.

Igual, Oriente Petrolero.

En las últimas horas socios orientistas manifestaron su desacuerdo con el actual directorio, cuyo presidente fue duramente criticado, salpicando acusaciones al actual presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, ex presidente de Oriente.

En Santa Cruz, como en La Paz, la presión de la hinchada será fundamental para los posibles cambios dirigenciales.

De cualquier forma, los problemas de ambos clubes se asemejan, así como el origen de los mismos.

Resta saber si los actuales dirigentes de ambos clubes resistirán a las auditorias que se anuncian.

viernes, 19 de octubre de 2007

La ciencia y el fútbol

“Después de este prólogo quiero hacer un comentario a tu interesante texto. En el punteo donde explicitas que "los periodistas somos parte del problema" aseveras que hay que:
"Entender que para analizar y comentar no es suficiente leer solo las revistas deportivas que vienen del exterior y comprender que el fútbol es formado por una serie de ciencias que tienen que ser estudiadas". Jorge, ¿por qué no me presentas a esos periodistas? o mejor: ¿Por qué no me dices en que medios trabajan?”

(…) “Gráfico argentino o a ese decadente panfleto de la Conmebol. Por otra parte, afirmas que no basta con leer esos materiales para opinar sobre fútbol y asumir que está "formado por una serie de ciencias que tienen que ser estudiadas". No sé a que ciencias aludes y despiertas mi curiosidad: ¿a qué revistas te refieres? Quiero conocerlas.”

De un largo e interesante comentario enviado por Christian Vera, (lapalabraesferica.blogspot.com) extraje los dos párrafos arriba, porque creo ser justo dar una mejor explicación de mi parte, porque, me parece, no fuí bien entendido.

Veamos: El fútbol no es solamente alguien pateando una pelota o alguien escribiendo o hablando al respecto.

Cuando digo que los periodistas no podemos darnos el lujo de comentar y analizar el fútbol teniendo como base intelectual la simple lectura de revistas que llegan del exterior, me refiero a que no podemos limitar nuestra formación intelectual en base a lo que está escrito en la revista El Gráfico, por ejemplo.

Fútbol es mucho más que simple información, es, también, formación; y para formarnos (todos los que vivimos en torno al deporte) debemos entender que, aparte de las 17 Reglas que norman el balompié mundial, hay ciencias que son fundamentales para la actividad futbolística.

Sociología, Psicología, Medicina, Matemática y Estadística, para nombrar algunas.

Todas esas ciencias son utilizadas en la formación del futbolista. Sin la ayuda de ellas, no se puede llegar al profesionalismo.

Y los periodistas bolivianos o de cualquier parte del mundo, tenemos la obligación de apuntar cuando esas ciencias no están siendo (bien) utilizadas en los clubes o selección.

En esferas en donde el profesionalismo es para valer, no sorprende a nadie cuando se habla de la “Sociología del Deporte”, la “Psicología del Deporte”, la “Medicina Deportiva”, la “Estadística Deportiva”, la “Administración Deportiva”, el “Marketing Deportivo”, etc. Etc.

Cuando decimos y escribimos que no es posible que los jugadores de Bolívar (por ejemplo) entren a la cancha pensando en sus sueldos atrasados y que, por lo tanto, están con sus alquileres o pensiones del colegio de sus hijos atrasadas, nos estamos refiriendo a que el fútbol es una actividad social y, por lo tanto, un jugador estará psicológicamente en desventaja frente a un adversario que no tiene problemas de dinero.

Nosotros, periodistas deportivos, antes de criticar el desempeño del un jugador dentro de la cancha, nos preguntamos si ese jugador está con caries dental, ¿por ejemplo?

Antes de que entre a la cancha un jugador ¿nos preocupamos en saber cual ha sido el alimento ingerido por ese jugador en su residencia y a qué hora se alimentó? ¿O si se alimentó?.

A ese mismo jugador, su club ¿le da orientación sexual?

Son ejemplos de cómo la ciencia debe estar al servicio de un mejor desempeño deportivo del ser humano.

Si en Bolivia los clubes y la Selección no se auxilian con los avances científicos, nosotros periodistas deportivos debemos apuntar esa seria deficiencia.

Pero, para señalar esa falla, nosotros, periodistas deportivos, debemos, primero, tener conciencia de lo que eso representa para el deporte.

Nada más que eso.

jueves, 18 de octubre de 2007

El fútbol boliviano es semianalfabeto

Lejos de las discusiones de que éste o aquél entrenador será mejor para la selección, es bueno volver a la constatación de que nuestro fútbol es eso nomás.

No se puede pedir más a los que no tienen para dar.

Técnica y físicamente no tenemos condiciones de bregar con los otros países.

Tácticamente, nos venimos aplazando a cada compromiso; basta acompañar los juegos de la Liga.

Lo que muchos llaman de “actitud” no es nada más ni nada menos que ganas. Y eso, en el partido frente a Colombia, los jugadores pusieron.

Pena que en el fútbol solo las ganas no sean suficientes para vencer.

Los vencedores nacen y son (bien) preparados en la universidad de la vida.

Y la vida de los bolivianos no es la mejor.

Salta a la vista.

Abandonemos el empirismo y profesionalicemos nuestro fútbol, inclusive en el ámbito periodístico.

Erwin Sánchez parece pensar el fútbol con los pies

Definitivamente, Erwin Sánchez parece tener el fútbol solo en los pies. Cero comunicación, cero humildad y cero educación.

El equipo boliviano que empató con Colombia, fue un conglomerado de esfuerzos individuales.

Los equipos deportivos generalmente ganan debido a la suma de esfuerzos y talentos, aplicando dentro la cancha lo que el entrenador previamente prepara, nada es por acaso.

Quedó claro para mí que la reunión de los jugadores nacionales, formando un círculo en el campo de juego, antes de iniciarse el partido, es la representación más clara de que la selección está en la mano de ellos, de los propios jugadores.

Ante la falta de criterios tácticos (responsabilidad directa del entrenador), los jugadores asumen toda la responsabilidad.

Y así fue.

En el equipo Bolivia no existen ideas nuevas, no hay lo que llamamos de “la mano del técnico”. Se nota una orfandad táctica alarmante.

Un solo ejemplo: el lateral Gatti Ribeiro (irónicamente uno de los jugadores más ofensivos del equipo frente a Colombia, al lado de Límberg Gutiérrez)) estuvo los 90 minutos preso a la defensa y a su propia banda, mientras que Mojica (que no marcó, creó, ni remató) tenía toda la libertad para moverse por la cancha.

Lo más lógico y básico sería lo inverso.

Es suficiente para que Erwin Sánchez me haya decepcionado como entrenador.

Me había decepcionado antes como persona, ante su mala educación para con los periodistas deportivos.

Y la hinchada (foto) comienza a decepcionarse.


Me imagino cómo deben convivir los jugadores con un entrenador que no sabe comunicarse.

Pero bueno, para pasar ideas y conceptos a los jugadores, es necesario tener ideas y conceptos.

Y Sánchez, ahora estoy convencido, no las tiene.

Una duda me quedó después de la conferencia de prensa luego del empate frente a Colombia: ¿Erwin Sánchez no responde a las preguntas porque no quiere o porque no sabe qué responder?

Es sintomático que los periodistas no reciban ninguna respuesta técnica del “técnico” Erwin Sánchez.

Me cansé de decir que a un entrenador se lo debe analizar por lo que su equipo presenta dentro de la cancha, de preferencia después de varios partidos.

Fui uno de los pocos que apoyé la designación de Erwin Sánchez como técnico de la selección.

Después de varios partidos, comienzo a reconocer que erré.

La pregunta es: ¿Quién vendría?




miércoles, 17 de octubre de 2007

Oigan la transmisión de Futbolmania

A los lectores del blog, les invito a que nos acompañen esta tarde; estaré comentando en Futbolmania el cotejo entre Bolivia y Colombia, junto al relato de Gonzalo Cobo, por las radios Fides 101.3 FM; Laser 98.1 FM y Mar 100.9 FM, a partir de las 13:30.

Les espero.

Bolivia juega contra Colombia y contra su previsibilidad


El equipo principal de Bolivia entra a la cancha esta tarde para enfrentar a Colombia, con el fin primario de rescatar la confianza de la afición boliviana.
Y la única forma de hacerlo es jugando bien y, si posible, vencer.

Por coherencia, el entrenador Erwin Sánchez debiera colocar en la cancha a un equipo cuya base debe estar formada por los hombres que se quedaron en La Paz a ver por televisión la desastrosa derrota frente a Uruguay.

Las chances del equipó nacional para clasificar a la Copa de Sudáfrica están intactas, más aún con las derrotas como locales de Ecuador y Venezuela, y los empates de Colombia y Perú.

O sea, nunca estuvo tan cierta la teoría de que país que no pierda puntos en su casa tiene más posibilidades de clasificación.

Los jugadores nacionales deben tener en cuenta que no solo jugarán y buscarán la victoria para el público que esté en el Siles, lo harán también para millones de bolivianos del interior y exterior del país.

Pero, lo más crucial, es que estarán siendo vistos por otros tantos hinchas nacionales y extranjeros, que desean ver las Eliminatorias lejos de La Paz.

Será, sin duda, un partido difícil porque los colombianos querrán recuperarse de su tropiezo frente a Brasil y para eso nada mejor que enfrentar al “equipo más frágil”, como es considerado el boliviano.

De los jugadores nacionales ya se sabe hasta donde pueden dar dentro de la cancha, no se les puede exigir mucho.

Lo que sí espero, de una vez por todas, es ver hasta donde llega la capacidad táctica del entrenador Erwin Sánchez. Si sabe aprovechar las características de sus comandados.

Deseo apreciar las alternativas de movilización que sus jugadores puedan presentar durante el cotejo, eso se llama Sistema Táctico.
La capacidad de un entrenador se mide por la capacidad de usar el factor sorpresa de su equipo.
Cuanto más previsible es un conjunto de jugadores, más esquemático se torna, por lo tanto, más fácil de marcarlo.
Los esquemas en el fútbol se los encuentra en los muchos libros publicados y se los ve al inicio de cada partido; lo mismo no es con los sistemas, pues, éstos, salen de la mente de cada entrenador. Y los sistemas cambian, o debieran cambiar siempre, durante el andar de cada partido.
Descontado está que los jugadores nacionales tienen que imprimir mucha velocidad, dictando el ritmo de la contienda.

Buena suerte Bolivia.

martes, 16 de octubre de 2007

Sánchez no tiene la suerte que tuvo Askargorta


“Los técnicos no jugamos. Son los futbolistas los que hacen el futbol. Pero lo que pasa es que los técnicos somos como los fusibles: antes de que se modifique la instalación, se cambia el fusible, se pone en marcha y sigue otro, y nosotros, con una quemazón ardiendo en el estómago, seguimos siendo los fusibles”. (Xabier Askargorta).


El lector Fernando Hidalgo, cuyo comentario se encuentra en el texto sobre la derrota boliviana contra Uruguay, me recuerda, con mucha razón, que fui uno de los que defendió la nominación de Edwin Sánchez cuando fue indicado para dirigir la selección nacional.

Fernando tiene toda la razón, lo defendí y lo sigo defendiendo.

Pienso que los problemas del fútbol nacional no pasan por éste o aquél nombre para dirigir la Verde.

Los problemas del fútbol, o algunos, ya los enumeré en comentario del día de ayer.

Los apuntes de Fernando son interesantes, les invito a leerlos.

Ahora, ¿por qué defiendo la permanencia de Edwin Sánchez en la selección? Simplemente porque acredito que no será un técnico extranjero el que nos sacará del letargo, no necesariamente. Y no veo a otro nacional con un perfil mejor.

Ante los fracasos, todos en Bolivia recuerdan a Xabier Askargorta (foto).

Está bien, Askargorta tuvo sus meritos (y muchos) en la clasificación para el Mundial de los EEUU.

Pero la coyuntura era otra, felizmente para él y el fútbol nacional, muy buena.

Askargorta encontró una generación de jugadores con una homogeneidad futbolística pocas veces vista en el país. Una feliz coincidencia.

Un verdadero equipo, un grupo de hombres-futbolistas a los cuales era necesario motivarles y cambiarles la vida, sobretodo fuera de la cancha. Y eso lo hizo muy bien el “bigotón”.

Hoy, no tenemos jugadores para formar un equipo de alta competencia. Hay muchos altibajos, mucha disparidad física y técnica.

Es una lamentable constatación.

Los pocos que tenemos están jugando fuera del país, fueron convocados, pero vemos que en sus equipos tienen intermitencias y alternan el banco de reservas permanentemente.

Los que están dentro del país, amargan la falta de motivación para la falta de dinero y atraso en sus sueldos; o sea están psicológicamente disminuidos.

Un técnico extranjero nos costaría mucho dinero; entonces, a un costo bajo, es mejor tener en el cargo a un entrenador boliviano, a una persona que tiene experiencia internacional, que jugó en el continente más organizado en términos futbolísticos y que ciertamente tiene mucho para enseñar a nuestros jugadores.

Al lado de Sánchez, está una comisión técnica formada por ex jugadores y actuales entrenadores nacionales que, creo, conocen la situación actual del fútbol nacional, por lo tanto, saben, o debieran saber, qué jugadores están aptos para defender a la selección.

No hay otra salida. No podemos gastar el dinero que no tenemos con la contratación de un “técnico de jerarquía” como muchos defienden.

Solo para dar un ejemplo, los mismos que hoy defienden la contratación de un “entrenador extranjero” le hicieron la vida imposible al “Pelado” Nelson Acosta por el solo hecho de haber apuntado las deficiencias de nuestro fútbol.

Acosta fue el entrenador de más jerarquía que ya tuvo Bolivia: dirigió a un equipo (Chile) en una Copa del Mundo, fue campeón en el fútbol chileno y dirigió varias veces al aquipo principal del país vecino.

Y tuvo el coraje de lanzar en la selección a Leonel Reyes, hoy uno de los jugadores imprescindibles para la selección y en la época despreciado por Bolívar y discriminado en Oriente Petrolero de Santa Cruz a donde fue como "cambio".

Resumiendo, el problema de la selección no es de técnico, es de jugadores y, sobretodo, de falta de ellos.

lunes, 15 de octubre de 2007

¿A quién sorprende la goleada frente a Uruguay?

Para comenzar, todos los partidos de fútbol son diferentes, por una serie de razones.

Por eso, no creo que de inmediato debamos crucificar a los jugadores por la humillantes derrota (0 x 5) frente a los uruguayos, en Montevideo.

Podemos golear por el mismo marcador a Colombia, el próximo miércoles, y no por eso el fútbol boliviano habrá cambiado.

El fútbol solo tiene tres resultados posibles: victoria, empate o derrota.

Cualquier equipo o selección está sujeta a esos resultados.

Argentina ya fue goleada por Colombia en su propia casa, también por 0 a 5; igual, en sus propios reductos, la Roma de Italia fue goleada por el Milan nada más y nada menos que por 0 x 7.

Lo que sí, no se puede admitir, es perder sin luchar y sin mostrar armas previamente preparadas.

No se puede aceptar que los jugadores estén en discusiones de dinero, horas antes de un cotejo importante.

Dicho eso, debemos tener conciencia de que el fútbol boliviano es semiprofesional en todos los sentidos; y con esa condición debemos enfrentarnos con países cuyo balompié ganó casi todo a los largo de su historia. Como Uruguay, dos veces campeón Olímpico y dos veces campeón mundial.

A priori, en las competencias internacionales, el fútbol nacional ya entra en desigualdad de condiciones hoy más que antes, por cuestiones económicas, por lo tanto, profesionales.

A mi, ni futbolística, ni periodísticamente, me sorprende que Bolivia sea goleada. Lo mejor que podemos hacer es tener conciencia de esa situación.

Y con esa conciencia debemos encontrar caminos y salidas.

Para comenzar, debemos intentar modificar nuestra cultura deportiva.

* Debemos exigir que el Estado obligue a las escueles y colegios a que traigan de vuelta a las curriculas la materia de Educación Física.

* Como padres de familia, debemos exigir que las universidades particulares (cuya única razón de ser es el lucro) sean obligadas a tener en sus predios cuadras deportivas para sus alumnos.

* Debemos exigir que en la Ley del Deporte se incluyan cláusulas que obliguen a los clubes afiliados a la FBF y ANF, mantengan en actividad a sus divisiones inferiores, disputando torneos entre sí.

Por su parte, los jugadores también tienen que cambiar su forma de ver y ejercer su profesión:

* Tener conciencia de que su profesión no dura más que 15 años, siendo que de ellos, apenas 5 serán de bonanza, por lo tanto de ganancia económica.

* Por lo tanto, dedicarse única y exclusivamente a sus entrenamientos y su vida familiar, para evitar desgastes físicos y mentales, fundamentales para un buen rendimiento dentro de la cancha.

Y finalmente, nosotros periodistas, debemos entender que somos parte del problema.

* Mantener independencia y equilibrio en el análisis y la crítica

* Entender que para analizar y comentar no es suficiente leer solo las revistas deportivas que vienen del exterior y comprender que el fútbol es formado por una serie de ciencias que tienen que ser estudiadas.

* Los periodistas debemos comprender que los departamentos de prensa y de ventas son distintos en su ejercicio y práctica, por lo tanto, no podemos actuar bajo presión de los anunciantes.

Son aspectos que los periodistas debemos tener muy en cuenta antes de pensar que estamos a la par de otros países en términos de fútbol en particular y deporte en general.

Cumpliendo básicamente esos tres puntos, los periodistas debemos exigir de los dirigentes, jugadores y cuerpos técnicos, ética en sus funciones y mejor planeamiento en su trabajo.

sábado, 13 de octubre de 2007

Uruguay aprovechó los errores primarios de Bolivia


Fue una tarde triste para el fútbol boliviano.

Por el fútbol presentado (o, peor, por la falta de él) y porque se constató que el tiempo considerable de entrenamiento, no tuvo el aprovechamiento necesario.

A la inoperancia de los dirigentes, al dejar para última hora la cuestión de sueldos y premios, se sumó a la inoperancia del entrenador Erwin Sánchez, de quien se esperaba ideas nuevas en el aspecto táctico.

Pienso que si se coloca a tres hombres de marca, los llamados “volantes de contención”, es para poder soltar más a los laterales.

Pienso también que un equipo que juega con esos tres hombres de marca, es para que, cuando atacados, uno de ellos se sume a la zaga central, formando un trío, capaz de tener un último hombre para la cobertura, por lo tanto evitar jugar en línea.

Se jugó con nueve hombres defendiendo, inclusive Moreno o Martins, y un solitario, Joselito Vaca, incumbido de la coordinación.

Muy poco para una selección de fútbol, donde se supone están los mejores de un país.

Al no tener gente para armar, para triangular, para crear o generar fútbol, Bolivia tuvo a dos delanteros perdidos y sin posibilidades de ejercer su función.

Por todo eso, comienzo a dudar de la capacidad de Edwin Sánchez para las funciones de entrenador de la selección.

Puede parecer que soy muy enérgico, pero los errores cometidos por el equipo que él montó fueron muy primarios.

De Uruguay no podía esperarse otra cosa.

Tuvo un inicio contundente y poco a poco percibió que al frente tenía un rival muy débil y sin ningún talento creativo y ofensivo.

Los jugadores uruguayos (foto) corrieron cinco veces para el abrazo y podían haberlo hecho más.


Bolivia enfrenta a Uruguay y a otras cositas más


Expectativa hay mucha, pero sobretodo hay esperanza en el equipo preparado por Erwin Sánchez que enfrenta esta tarde al Uruguay, abriendo las Eliminatorias Sudamericanas para la Copa del Mundo Sudáfrica-2010.

No sé cómo son las charlas de Erwin Sánchez con los jugadores; algunos técnicos son más motivadores que propiamente técnicos.

Si de motivación se trata, que los chicos se espejen en los guerreros vencedores del Sudamericano del 63 (foto).

Varios adversarios

Bolivia tendrá que luchar contra el equipo celeste, más fuerte físicamente, contra el público fanático, pero, principalmente, contra la fama de que nunca gana de visitante.

El hecho de que Bolivia abra el torneo no es mera coincidencia o se deba a la suerte de un sorteo. Son manipulaciones que existen desde hace tiempo en el fútbol mundial, donde se coloca siempre a un equipo (o país en este caso) considerado débil, para enfrentar a un candidato a ganar algo.

Eso viene sucediendo hace tres eliminatorias y sucedió también en el mundial de Estados Unidos, cuando Bolivia se clasificó en cancha y tuvo que jugar contra Alemania abriendo el torneo.

O sea Bolivia siempre tiene otros adversarios aparte del onceno que encuentra adelante.

Por ello, el compromiso de los muchachos de la Verde es muy difícil.

Tenemos como expectativa el hecho de que la mayor parte de los jugadores bolivianos que entrarán al Centenario de Montevideo juegan en el exterior del país, por lo tanto tienen la maña internacional.

Que sepan aprovecharla y que, sobretodo, jueguen bien.

Buena suerte Bolivia.

viernes, 12 de octubre de 2007

Bolivia jugará con sistema de la moda frente a Uruguay

Siquiera es preciso dar nombres, pues las lesiones e imprevistos son una constante en la selección nacional.

De una cosa estoy convencido, Edwin Sánchez utilizará el esquema 4-5-1 para enfrentar a los uruguayos mañana, abriendo las eliminatorias.

No tiene otra alternativa, es el esquema de la moda y además casi todos los grandes equipos del mundo y, claro, las selecciones, lo utilizan.

Lo importante de este esquema es que funciona muy bien con un sistema simple, claro y dinamico: se coloca 5 jugadores en el medio sector para que dos de ellos (no necesariamente los mismos) se sumen al ataque cuando se tiene la pose del balón.

Cuando se es atacado, uno de los cinco se suma a la línea de cuatro y así se forma un bloque defensivo con nueve jugadores.

Sobra siempre un jugador en el ataque para presionar la salida del adversario y para atender los requerimientos del contraataque.

Para los colegas que siempre me criticaron sobre mi teoría de Esquema y Sistema, creo que ahora está claro, ¿o no?

Esquema no es lo mismo que Sistema.

¿será casualidad que el victorioso La Paz FC de Sergio Apaza juegue en la Liga dentro de esos conceptos?

jueves, 11 de octubre de 2007

La difícil misión de ser el mejor







Kaká, Messi y Ronaldinho (fotos de izq. a der.), en ese orden, son los mejores del mundo en este momento futbolístico.

Por todo lo que realizaron este año y por lo que representan para sus clubes y países, son serios candidatos al “Mejor Futbolista” de 2007.

Creo que Kaká tiene ligera ventaja por su continuidad y regularidad.

Es un jugador moderno, que alía talento latino con fuerza europea.

Es un fuera de serie que juega siempre para adelante, en velocidad o gambeteando, pero siempre con la mirada puesta en el arco adversario.

A ello se suma su humildad, necesaria para administrar la fama y no exponer su vida particular para el mundillo de la mediocridad crítica.

A Messi le sobra talento y aún, creo, no mostró todo lo que puede.

Por eso, sería muy temprano darle un premio de ese quilate, porque aún no está preparado para ello, correría peligro de perderse y el fútbol de perder un fuera de serie; el reconocimiento ciertamente le llegará.

Ronaldinho, viene recuperándose de lesiones físicas y psicológicas.

Durante mucho tiempo se guardó para el fútbol y solamente fútbol.

Cuando decidió divertirse, al final nadie es de hierro, la crítica gratuita, aquella que no esita en glorificar y sacrificar, le cayó con todo el peso.

Puede aún recuperarse del todo, pero desde que cambie de aires.

Como ya lo dijimos aquí mismo, el Chelsea será su próxima parada.

miércoles, 10 de octubre de 2007

Nuestras dos selecciones y la altura


Ya dijimos en este blog que no es oficio del periodista deportivo convocar jugadores y mucho menos armar el equipo para los entrenadores, aún se tratando de la selección nacional.

El único responsable por las consecuencias provenientes de los resultados alcanzados, será del técnico, Edwin Sánchez.

Pero una cosa está clara por lo menos para mí: aún no tenemos equipo.

Cuanto más dos equipos, para la “altura y para el llano”, como dejó a entender el entrenador nacional.

Me parece interesante la idea de preparar a los legionarios para jueguen los partidos como visitantes y a los jugadores domésticos para encarar los compromisos de locales.

Muy interesante, pero no creo que funcione.

En el único sector en el que, felizmente, contamos con varias alternativas, es el ataque.

En el medio campo y defensa, una vez más, hay carencias.

No creo que tengamos elemento suficiente para darnos el lujo de dividir la selección en dos equipos, por más interesante que pueda parecer la idea.

Lo único que se consiguió con ello, es atizar más la cuestión de la altura, dando argumentos para los que desean borrar del mapa a la ciudad de La Paz, como sede de las Eliminatorias, a no ser que la Federación Boliviana de Fútbol y el entrenador Erwin Sánchez quieran eso.

Si nosotros mismos mostramos preocupación al preparar un equipo para la altura y otro para el llano, imagínense lo que están preparando los médicos de la FIFA para el encuentro del 23 de octubre en Suiza.

Una vez más, estamos dando armas al enemigo.

lunes, 8 de octubre de 2007

La hinchada y los técnicos; de Pasarella a Ferguson




Vi el juego en el que River Plate venció a Boca Juniors por dos goles a cero.

Técnicamente, no fue de los mejores clásicos argentinos, pero hace tiempo no veía a un Boca tan apagado y a un River tan encendido.

Sin embargo, lo que me llamó realmente la atención fue el comportamiento de la hinchada de River y su relación con el técnico Daniel Pasarella (foto der.).

Hasta antes del cotejo y por presión de la hinchada, el nombre de Diego Simeone, era apuntado como seguro en el lugar de Pasarella, debido a la falta de conquistas.

Después del clásico, es posible que Pasarella continúe en el cargo.

Es siempre así, en cuestión de 90 minutos las ideas de la hinchada cambian radicalmente.

Por eso a los más radicales se los llama de “hinchas”, porque hinchan, aumentan, radicalizan los hechos. Y torcida, porque tuercen a su placer las cosas.

Son seres que generalmente miran las cosas con emoción y no necesariamente con la razón.

Cumplen con el papel para el cual este deporte, democrático, les ha indicado.

Los únicos que no tienen el derecho de colocar la emoción por encima de la razón, en el ejercicio de sus funciones, son los dirigentes deportivos y los periodistas.

Solo para recordar, Alex Ferguson (en la foto izq. Con Tevez), está como técnico en el Manchester United, hace más de 10 años y en todo ese tiempo no todo fueron glorias para los “Diablos rojos” ingleses.




sábado, 6 de octubre de 2007

En medio de operarios y artistas, Kaká es el mejor




Gianluigi Buffon (ITA/Juventus); Alessandro Nesta (ITA/Milán), Fabio Cannavaro (ITA/Real Madrid), John Terry (ING/Chelsea), Carles Puyol (ESP/Barcelona); Cristiano Ronaldo (POR/Manchester United), Kaká (BRA/Milán), Steven Gerrard (ING/Liverpool); Lionel Messi (ARG/Barcelona), Didier Drogba (CIV/Chelsea), Ronaldinho (BRA/Barcelona).

Esa es la selección ideal escogida por 57.500 jugadores miembros de la Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro).

Los mismos, eligieron al brasileño Kaká, como el mejor jugador de la temporada 2006-2007.

Por el número y condición de los electores, no hay posibilidad de critica y menos desacuerdo.

Apenas dos constataciones:

La primera, que en creatividad y producción futbolística, América del Sur todavía es insuperable.

Kaká (foto izq.), Messi y Ronaldinho Gaúcho, son los representantes de turno, como ya lo fueron Di Stéfano (foto der.), Maradona y Ronaldo.

Fuera de los tres sudamericanos, en esa selección, talvez con excepción del portugués Cristiano Ronaldo, todos son operarios; los que están con la paleta, los colores y el pincel, son Kaká, Messi y Ronaldinho Gaúcho.

La segunda constatación corrobora la primera:

Kaká el mejor jugador del mundo 2006-2007.

En el fútbol, como en la industria, somos proveedores de materia prima; nos falta dominar la tecnología.


viernes, 5 de octubre de 2007

El popular Evo Morales no es populista, es futbolista


El presidente Evo Morales puede errar en muchas cosas.

Eso se debe a la franqueza y en muchos casos a la ingenuidad con la que actúa en actividades directamente ligadas a la sociedad, independientemente de credos políticos.

Es el caso del fútbol.

El presidente se entrega a la causa como si fuese un dirigente más de los innumerables equipos que disputan campeonatos en las villas.

A pesar de ello, se nota que su gobierno no tiene un proyecto deportivo serio. Como en toda la historia del país, nunca hubo.

El vice ministro de deportes, Milton Melgar, es al mismo tiempo presidente de la Fabol, agremiación de los jugadores de fútbol.

Su pasta, a rigor, no hizo nada para mejorar el deporte en el país.

El cambio estructural que se nota en otros ámbitos (hidrocarburos, salud pública, tierras, relaciones del estado con los sectores (personas y regiones) hasta hace poco olvidados con el auxilio económico directo, etc), siquiera llegó cerca del deporte.

Es la figura de Evo Morales (foto) la que actúa en el ámbito futbolístico, por ejemplo, solucionando problemas que debieran ser solucionados por la Federación Boliviana de Fútbol, entidad mixta, que, por rigor de la FIFA, no permite que el Estado se inmiscuya en asuntos del fútbol.

Pero, por ironía, el Estado boliviano, a través del presidente de la república, ya obtuvo la concesión por parte de la FIFA para que la ciudad de La Paz sea sede, por última vez, de las Eliminatorias Sudamericanas para la Copa del Mundo Sudáfrica-2010.

Y está ayudando económicamente para que la defensa de la altura vaya más adelante.

Hace horas nada más, Evo Morales compartió con el cuerpo técnico y jugadores de la Selección momentos futbolísticos, llevando ánimo, metiendo goles y haciendo promesas que ciertamente las cumplirá si los jugadores hacen su parte.

Es el presidente del país que más se envolvió con el fútbol, porque es practicante de ese deporte.

Evo Morales sabe lo que significa para un jugador de fútbol, que una persona llegue con una botella de refresco después de tragar tierra en canchas deplorables.

Es una persona que puede hablar de fútbol, porque lo practicó, lo practica y seguramente lo seguirá practicando.

Todos los futboleros saben que es diferente hablar de fútbol con una persona que estuvo en las canchas jugando.
Al contrario de otras que, sin saber siquiera el peso del balón*, aparecen en los momentos de gloria y no de sufrimiento. Eso es populismo.

En el ejercicio del poder, como en el fútbol, Evo Morales es popular y no populista; pero sobretodo es futbolista.

Gracias a Dios.

En tiempo, no soy militante del MAS.

* El balón debe tener un peso no superior a 450 gramas y no inferior a 410 gramas al inicio del juego.

jueves, 4 de octubre de 2007

Mauro Cuéllar anuncia que cumplirá su mandato en Bolívar


En entrevista exclusiva al programa Futbolmania de Radio Fides de este jueves, el presidente licenciado de Bolívar, Mauro Cuéllar (foto), dijo que la actual directiva se quedará en su cargo hasta el final de su mandato (diciembre de 2008).

Pícaro como siempre, Cuéllar aprovechó uno de los programas de mayor audiencia para anunciar que no renunciará, que su grupo tiene planes para continuar dirigiendo a Bolívar.

Pienso que él se licenció del cargo para evitar nuevamente problemas con la justicia y al formar un grupo colegiado para dirigir al club, evita colocar a un dirigente en la inminencia de ser preso.

Está en su derecho, porque muchas de las deudas, su directiva las heredó.

Cuéllar habló como presidente y dijo que cuando el recibió el cargo, en 1999, el club Bolívar también estaba mal financieramente y con un equipo no clasificado a ningún torneo internacional.

Con eso dio a entender que nadie le puede pedir que deje el club, mucho menos saneado económicamente.

Contó que el patrimonio del club (el Gran Centro y el estadio de Tembladerani) están “hipotecados pero no judicializados”.
Contó y criticó los planes de un grupo de bolivaristas que quiere asumir las riendas del club, pero que esos planes significarían dividir a la institución en dos: una institucional y otra futbolística.

Explicó que Guido Loayza, quien estaría al frente de ese grupo, nunca fue socio del club Bolívar, por lo tanto, sin condiciones de asumir cargos.

“No me parece una buena idea”, dijo, a tiempo de comunicar que su grupo tiene otra propuesta para solucionar los problemas financieros.

Dijo que en los más de 2 mil metros cuadrados en el Gran Centro de Obrajes se puede construir tres grandes edificios: uno que sería la sede del club, otro para venderlo y pagar las deudas, y el tercero como forma de ingresos.

Con respecto al directorio anterior al suyo (Mario Mercado e hijo), dijo que nunca llevó contabilidad y que é nunca quiso pedir, por ser muy amigo y porque “lo hicieron todo en nombre del club”.

Confesó: “Nunca pedí informaciones a respecto de los terrenos de Alto Irpavi, de la gasolinera de Obrajes (frente al Gran Centro) y de la casa en el centro de la ciudad”.
Comentó que mucha gente no quiere, pero “tengo salud para seguir colaborando con el club Bolívar el próximo año. Ya iniciamos conversaciones con varios jugadores y ellos quieren quedarse y otros quieren venir”.

Lamentó que a pesar de tener un buen equipo, Bolívar tenga que ver el Hexagonal por televisión.

“Era un buen grupo, pero no sé por qué no funcionó”, concluyó.

miércoles, 3 de octubre de 2007

Bolívar está en jaque


Una carta de Bolívar firmada por dos dirigentes circuló hoy por la mañana y llegó a los jugadores del primer plantel.

Escrito en el singular, me parece que es una circular, o sea, para que todos los miembros del elenco académico lean y tomen ciencia.

Llena de equívocos, la misiva, indirectamente, justifica, por adelantado, que no va a cumplir con los compromisos económicos (sueldos atrasados) con los jugadores, culpando a éstos por la crisis del club.

Según dá a entender la carta de los dirigentes bolivaristas, los jugadores y cuerpo técnico tenían la obligación de garantizar la clasificación del equipo a la Libertadores y Copa Sudamericana.

Ledo engaño, ignorancia o mala fe, porque el fútbol está hecho de victorias, derrotas o empates.

Es como si los jugadores del Real Madrid o del Manchester United tuviesen la obligación de ganar todo, solo porque los dirigentes así lo quieren. O porque son las entidades más millonarias del planeta.

Se olvidan los dirigentes de Bolívar, que sus jugadores son seres humanos y así siendo tienen todas las posibilidades de perder, empatar o ganar, exactamente como los jugadores de los otros 11 clubes de la Liga.

De aquí a poco, los dirigentes bolivianos van a querer hacer contratos donde los jugadores serán pagados por victoria, derrota o empate, dejando de lado los sueldos. Un verdadero absurdo.

¿En dónde está escrito que los jugadores tienen la obligación de salir campeones?

Están confundiendo el concepto de la palabra DEPORTE.

Sinceramente, dudo que Bolívar pague lo que debe a los jugadores.


Lo más probable es que el estadio de Tembladerani (foto) permanezca vacío hasta el próximo año.

En Bolivia, ser dirigente de fútbol significa estar permanentemente en los medios, por lo tanto, lo hacen más por vanidad que por vocación; hay excepciones, claro.

Algunos dirigentes de Bolívar tuvieron que “poner dinero” para figurar y van a querer recuperar primero lo que pusieron como “cuota prestada” al club, antes de salir.

Como hoy no hay en Bolivia personas con capacidad financiera para asumir la dirección de un club quebrado como Bolívar, lo más probable es que los dirigentes actuales continúen en sus cargos hasta 2008, cuando tiene que haber elecciones.

Pasó por la cabeza de los dirigentes bolivaristas conseguir en el exterior algún empresario para que invierta en el club, pero no fue posible porque en Bolivia no hay legislación que ampare a los inversionistas en fútbol y, por otro lado, la ley exige que cualquier inversión tenga origen transparente.

Bolívar está en jaque.



El fútbol soñador del DT Sánchez


El sueño del entrenador nacional se puede tornar una pesadilla

Todos deseamos que nuestro fútbol llegue a la Copa del Mundo Sudáfrica-2010.

La intención de Erwin Sánchez parece ser buena, cuando anuncia que pretende formar dos equipos diferentes para jugar fuera y dentro del país, durante las eliminatorias sudamericanas.

No en tanto, me parece una intención soñadora porque no tenemos elemento suficiente para formar un equipo de alta competencia, cuanto más dos.

Contradictoria también, porque aún no hay siquiera un equipo base.

Creo que el entrenador nacional perdió mucho tiempo “mirando” a los jugadores.

“A muchos los conozco, pero a otros no”, justificó el llamado “Platini”.

Y en eso de “ver jugadores”, tuvo nomás que llamar a jugadores que aún pueden dar mucho a la Verde y que fueron colocados en la “heladera” como Gatti Ribeiro y Limberg Gutiérrez. Ninguno de los dos (y muchos otros) jugó o siquiera entrenó con el grupo en la era Sánchez.

A lo que todo indica, los convocados tendrán que pelear por un lugar en el equipo (o en los equipos) durante los 10 días que restan de preparación.

Lo que quiere decir que el “equipo de Erwin Sánchez” o, mejor, “los equipos de Erwin Sánchez” serán formados en los próximos días.

Muy tarde para quien pretende bregar por una clasificación.

Ojalá yo sea el equivocado.

En mi modesta opinión, en el país hay elemento para formar un solo equipo de regular nivel.

¿No hubiera sido mejor anunciar quienes son los titulares y quienes los suplentes y con ellos jugar los amistosos que tuvimos?

lunes, 1 de octubre de 2007

Torneo de la Liga, emotivo, pero mediocre


Éste sin duda es un año atípico para el fútbol boliviano, a pesar de la mediocridad.

Es atípico, porque el mejor equipo se llama La Paz FC para quien nadie daba nada al inicio de la temporada.

Lo es, porque después de mucho tiempo Bolívar pierde hegemonía y protagonismo, por errores cometidos fuera del campo de juego, que repercutieron dentro de los gramados.

Lo es, porque después de mucho tiempo Oriente Petrolero pierde protagonismo, por errores cometidos fuera del campo de juego, que repercutieron dentro de los gramados.

Lo es, porque por primera vez, un equipo del departamento del Beni, Real Mamoré, se clasifica entre los seis mejores, posibilitando la inclusión definitiva de una región del país permanentemente olvidada.

Lo es, porque, hasta la última fecha, después de muchos años, los 12 equipos mantenían aún posibilidades de clasificar, dando emotividad a un torneo claramente de bajo nivel técnico.

Lo es, porque, al final, en los dos grupos, la diferencia de puntos, entre el primero y último colocados, no pasó de once.

Lo es, porque, hace tiempo no se veía una zafra interesante de jóvenes árbitros quienes sorprendieron y realizaron buenas actuaciones, demostrando conocimiento de las 17 reglas del fútbol y, sobretodo, con personalidad para aplicarlas.

INFELIZMENTE, LO ÚNICO QUE NO CAMBIÓ FUE LA MEDIOCRIDAD DIRIGENCIAL, DE LA LIGA Y DE LA FEDERACIÓN.

NO CAMBIÓ EL JUEGO RASTRERO DE ABOGADOS DE CLUBES Y JUECES; UNOS QUIEREN GANAR PUNTOS FUERA DE LAS CANCHAS, Y OTROS DAN CONDICIONES PARA QUE ESO OCURRA.

NO CAMBIÓ LA FALTA DE PLANIFICACIÓN QUE DEJARÁ UNA VEZ MÁS, POR LARGOS 4 MESES, A MUCHOS JUGADORES, PADRES DE FAMILIA, SIN TRABAJO Y CON DINERO TODAVÍA POR COBRAR DE LOS CLUBES ELIMINADOS.

¿Hasta cuando?

Una de las salidas, creo, es el fin de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.
En la foto, jugadores de Destroyers de Santa Cruz de la Sierra, que descendieron de categoría. La imagen es la representación cabal de la situación del fútbol boliviano. Para llorar.


Fútbol Gay

Un avance para el deporte, en un continente extremamente machista

No importa mucho qué equipo y de qué país fue el campeón.

Lo que importa es el hecho de que en Sudamérica se terminó con la discriminación de un sector de la sociedad como es el homosexual.

Y no porque sean gays los que posibilitaron ese avance social; es más porque si en los registros de la FIFA está escrito que el fútbol no puede ser racista ni discriminatorio, nada justo que ese sector tenga también apoyo para jugar al fútbol.

No se pide que la FIFA organice un campeonato mundial gay, lo que se quiere es que torneos como el que se acaba de jugar en Argentina (con el apoyo de la AFA) no sean vistos como un fenómeno antideportivo.

Nada más que eso.

Si hablamos de fair play, hablemos de fair play para todos.